Friday, October 20, 2006

Algo con las arañas, seguro...


Desde muy chica descubrí que tengo un radar especial con el que no cuentan otros seres humanos. Si entro a una habitación, conocida o no, me lleva una milésima de segundo detectar una araña. Por alguna extraña razón, mi ojo va directamente al arácnido, ignorando cualquiero otra información o estímulo visual de alrededor.
Alguien me dijo una vez que mirar una araña de esas grandes y peludas produce un efecto de vertigo similar al de caer desde un edificio alto. Yo le creí.
Recién entro en el baño de la nueva oficina y fue instantáneo: en la bañadera, haciéndose un rollito y estirándose media despatarrada, una de esas arañitas ínfimas pero de patas muy, muy largas. Mi mamá las llamaba Daddy Long Legs, en castellano deben ser Papaito Piernas Largas, para mí: son un asco.

15 Comments:

Anonymous Amor Entintado said...

A mí me dan un poco de lástima esos pobres bichos. Sólo por el hecho de contar con un par más de patas que sus mucho menos vilipendiados primos, los insectos, ligan muchísimos más pisotones mortales (en promedio, calculo).
Ay de vos, arañita.

12:21 PM  
Blogger Tricula said...

Hace años, en mi antigua casa, encontré una araña entrando por la ventana a mi dormitorio. Le hablé durante aproximadamente 30 minutos, en los cuales la "convencí" de que no entrara. La hija de mil putas se quedó quieta todo el tiempo que hablé. Me di media vuelta, inmediatamente la muy desagradable entró, asique la aplasté por traicionera.

Sí, les hablo a los animales... y a las plantas, y a mi casa.

12:59 PM  
Anonymous emanuel said...

Creo que Papaíto piernas largas fue el primer libro que leí en mi vida. Un torbellino de recuerdos, gracias a tu post. Qué melancólico era esa relato. Me gusta mucho tu blog.

1:59 PM  
Anonymous FedX said...

A mi me hizo acordar a Annie Hall, era esa en la que Diane Keaton lo llama a Woody Allen para que mate a una araña que se metió en la bañadera?
De todas formas me parecen muchísimo peores las ratas.

6:11 PM  
Blogger TVgirl said...

serán muy ínfimas Charlotte, pero crealo o no, son de las más venenosas.

lo bueno es que como son tan pequeñitas, no pueden morder y envenenarnos.

yo no soy fan de los bichos, pero a las arañas las tolero simplemente porque cumplen la función tan adorable de comerse a otros bichos indeseables.

6:34 PM  
Blogger Conz said...

ah, yo lei ese libro!

12:51 PM  
Anonymous Mía said...

Daddy-long-legs. JA! Siempre pensé que nosotras solas les decíamos así. Onda que nos lo había pegado el Scot School System....groso poder Charlotte.

3:14 PM  
Blogger magic said...

ah! papaíto fue mi primer libro 'largo y sin dibujitos' q leí a los 8. q lindo!!!!! fue mi libro preferido mucho tiempo
y mi papa me decía papaíiiitooooo por mis long legs y mi obsesión con ese libro (quería ser como judy abbott y vivir en un collegge de new england; años despues cumpli el sueño)

2:37 AM  
Blogger Charlotte said...

Nada de lo que digan podrá conmoverme, las arañas siguen siendo seres asquerosos.

7:26 AM  
Blogger PFH said...

Adhiero (tengo creciente aracnobia).

1:20 PM  
Blogger PFH said...

I mean: aracnofobia.

1:21 PM  
Blogger ReinaCoral said...

yo tengo el mismo radar, para detectar cucarachas. Las escucho caminar o hacer ruido aunque este en medio de una fiesta. Y no las puedo soportar tengo que mandar a alguien a que las elimine para poder continuar con mi vida.

11:31 AM  
Blogger Luciana said...

Magic, ¿seguro que ese libro no tiene dibujitos? Yo recuerdo que la protagonista ilustraba sus cartas... Aunque tal vez me esté fallando la memoria...

1:43 PM  
Anonymous Anonymous said...

Cuando era niña le tenía miedo a las arañas, mi abuela me decía que no había nada que temer de ellas. "Las arañas son: en la mañana alegría, al mediodía disgusto y en la noche: un susto" Así que siempre me he inclinado a buscar a las arañas en la mañana y no permitir que nada las mate, como confiando que de esta manera garantizaré felicidad.

1:19 PM  
Anonymous andy87 said...

yo también tengo un sexto sentido para detectar arañas. cuando era pequeña tenia pesadillas con ellas, tocaba telarañas en sueños.y un dia pasé entre dos árboles y se me quedó una araña a la altura de la boca. era de estas pardas horribles. desde entonces cada vez que tengo cerca una araña me pongo inquieta , intranquila, hasta que al final siempre acabo descubriendola. es tanto el pánico que tengo a estos bichos que casi me pego 2 hostias conduciendo por culpa de arañas que me bajan del retrosvisor. las muy gochonas se meten aunque el coche esté cerrado y limpio. parece que van a por uno.

2:20 PM  

Post a Comment

<< Home