Monday, January 11, 2010

The Swimming Pool

Panamericana-Pilar. Un bolso de casi el mismo tamaño para un fin de semana que un mes en Paris. Ya me entregué. No la peleo más. Me declaro incompetente. Packing Light no es mi lucha. Siempre termino por cargar un bolso gigante al hombre y tener que tomar decisiones estéticas y de vestuario cuando no son necesarias, cuando circulo todo un día en una musculosa y lo que queda de un pijama.
Después de nadar exactamente el número de piletas que me había asignado (perdiendo un poco tal vez la cuenta por la mitad y compensando para abajo. ¿a quién intentamos engañar?) decido que leer mi libro desde el agua es un buena opción. Apoyo los codos en la piedra y los saco enseguida porque está hirviendo, como recién salidita de un volcán. Levanto agua con una pala hecha con las manos y la hago correr sobre la piedra blancuzca que se oscurece y si te acercás (pero bien cerca) casi apoyándole la nariz encima y sintiendo el vapor que sube, podés reconocer los fósiles diminutos de plantas que existieron hace un millón de años.

“Si contases la historia del mundo en términos de un año, un año terrestre, tal cual lo conocemos nosotros, podríamos decir que la vida en la tierra empezó el 31 de diciembre, y el hombre, ese mismo día casi antes de que toquen las doce. ¿Era así?”.

Una falta de respeto, yo durmiéndoles encima. La vida en el mundo bajo una bikini chorreando agua con cloro. Pienso que vistas desde arriba, las piletas con como Tuppers ridículos, Tuppers sin tapa de agua estancada llena de químicos que la salvan de la podredumbre total. Decido ir siguiendo los fósiles con el dedo. Son helechos en miniatura, negros con hojitas y cuando les paso el dedo por encima y el agua los toca, se oscurecen todavía más. Los busco siempre que me topo con estas piedras y casi siempre los encuentro. Su valor paeontológico debe ser relativo, sin embargo para mí, deberían estar en un museo.
La noche del viernes está llena de estrellas. A mi las estrellas entre que me fascinan y me generan un estado de pánico avanzado. Tirada en la piedra todavía tibia, claramente reconozco que hay algunas que titilan azul (la mayoría) y otras con un color, que si pudiese definirlo es más anaranjado. Puede ser el champagne también y la oscuridad total que altera los sentidos.

“Y de repente, esa estrella que ves ahí, se apagó hace una millonada de años y vos simplemente estás viendo la luz que llega”.

Labels: ,

11 Comments:

Anonymous dholo said...

Me resulta sumamente importante saber qué estabas leyendo.
Lo relaciono con uno de Bryson; te lo presto bajo el tag "Sagan and me".

4:58 AM  
Blogger Gaby said...

Dholo, Bill Bryson? A History of Nearly Everything o algo así?

5:57 AM  
Anonymous Anonymous said...

Y si el que se apago hace rato es uno? pregunta Retired haciendose el cientifico loco.

Retired Super Einstein
Rat

5:59 AM  
Blogger laura said...

mrs tahta nos llevaba a ver las huellas de los restos fósiles x las lajas de olivos

así quedamos

7:21 AM  
Blogger DeVezEnCuando... said...

"Siempre termino por cargar un bolso gigante al hombre" Interesante fallido...

8:04 AM  
Blogger Charlotte said...

fallido o typo, claro. je

8:14 AM  
Anonymous Marcos said...

A mí me resulta sumamente importante saber qué te estabas fumadno, mi amor. Me hicíste reír con este post trippero. Me gusta. Para variar...

10:53 AM  
Anonymous CHARLOTTERO said...

Si, sí. Lo de Marcos me parece una pregunta acertada. Leí al pasar. NO entendí. Volví y encuentro la respuesta.

10:59 AM  
Blogger joe e. tata said...

y aparte lee o ve la serie cosmos
all inclusive es el paquete jaja

3:49 AM  
Blogger Charlotte said...

Sí, Joe, vi la serie hace unos meses. je.

7:02 AM  
Anonymous dholo said...

Gaby (tarde pero seguro): ese mismo.
o "una breve historia de casi todo", en su versión en español.

Charolette: decime qué estabas leyendo, te lo ruego.

7:29 AM  

Post a Comment

<< Home