Thursday, October 04, 2007

Trippy

El viaje en tren a San Isidro es largo. Paso las estaciones, chequeo los nombres, verifico que Núnez está sin tilde (sera porque la tipografía está en mayúsculas, una blanca sobre cartel negro sin serif). Paso Vicente López, la casa grande de la estación que miré curiosa tantas veces de chica desde el tren y me pregunté quién vivía ahí. Probablmente, de haber preguntado, mis viejos me hubiesen dicho. Si andabas con Toti en auto desde Olivos hasta Acassuso podia decirte con absoluta exactitud las casas de todos sus amigos y conocidos de la infancia y contarte la historia de cada casa de Olivos. Así, todas casas cerca de la estación Olivos eran parte de la quinta de los María Meabes, más allá la casa de esos que eran como nueve hijos y andaban todos vestiditos iguales como los Von Trapp y después la casa de los abuelos paternos sobre Malaver. Parece que el paredón que rodea la quinta lo hizo levantar Evita (¿o fue Isabelita?) pero durante la infancia de mi viejo los chicos del barrio entraban sin problmeas a jugar al fútbol al jardín presidencial. Y después estaba el cuento del caballo de Perón, un caballo blanco que cuando lo mojabas se ponía de un gris azul. Toti me dijo que lo bañaba durante la colimba y que el animal era increíble.. yo me lo imaginaba completamente azul, azul coblato como el de las témperas Alba. Después el tren se detiene en Olivos y vuelve a arrancar. Veo el fondo de lo que fue mi casa, que ya no es mi casa ni nada que se le parezca y paso también el fondo de lo que era la casa de mis primos, la última con enorme jardín de la barranca cortada de Alberdi. Bimba, la perra, corría desaforada cada vez que oía pasar al tren y había dejado un surco profundo donde ya no crecía más el pasto. Con cada tren hacía su circuito obsesivo a toda velocidad. El tren pasa por la horrible estación de La Lucila, después Alvear, Acassuso, los helados de Pepe y me bajo. La reunión es atrás del hipódromo y el olor a bosta llega clarísimo. Me gusta. O al menos hago todo un ejercicio mental en el que pienso, pasto-caballo-bosta y no me da tanto asco.
El camino de vuelta lo hago en auto con uno de los empleados del cliente. No tengo tema con el muchacho que por suerte maneja relativamente despacio (será porque venimos cargando un cartel en la parte de atrás de la camioneta). Por momentos estoy excesivamente consciente de que el cinturón de seguridad te divide las tetas al medio y disimuladamente me apoyo el cuaderno para taparme. Agradezco el viaje y me bajo en Palermo. Nada como llegar a tú barrio.

Labels: ,

13 Comments:

Anonymous la psicol said...

maravilloso CH, se la ve nostálgica con las reseñas al pasado, muy lndos recuerdos.
Ya que estmos con el tema TILDES, en la frase "tu barrio", "tu" no lleva tilde, ya que acompaña a barrio con artículo....solamente lleva cuando es pronombre, ERES TÚ, por ejemplo...
Nunca olvidaré a la prof. de Lengua de 1er año. (estoy segura que recordás el nombre, la de la nariz operada, respingada-era Robiolio?-, ella nos enseño "LA LISTA TREN", los monosílabos que según sean usados, llevan o no tilde: EL, TU, SI, MI, TE, MAS, SE, DE, DI

7:28 AM  
Blogger PFH said...

Mirá que regocijarte en no dejarle admirar tus adorables senos al pobre conductor... :-P
Fea la actitud, jajaja.

8:03 AM  
Blogger Charlotte said...

Esa era la de Biología. psic, la que usaba los tacos altos, altos y tenía buenas gambas. Gracias por la lista tren, juajujaa.

8:59 AM  
Blogger Almirante Margarito said...

Es que el caballo debía ser un tordillo, no un caballo blanco (que son muy pocos). El caballo blanco es como un albino, no solo tiene el pelo blanco, sino también la piel. En cambio el tordillo puede tener el pelo blanco, pero la piel es negra, que es lo normal entre los equinos. Por eso, cuando se moja su color varía notablemente.

11:22 AM  
Blogger Charlotte said...

quién sino Margaret para traer un poco de sabiduría.

12:25 PM  
Blogger laura said...

Me hiciste viajar, mis recuerdos, mi niñez. Pero yo vuelvo a mi barrio por estos pagos, me quedé en esta zona.

Debido a estos recuerdos tuyos, el otro día me fui a Olivos a sacar fotos, a mi casa que está igual, a la vía muerta que ahora está viva, a la plaza adonde a veces armaban una mesa grande en Navidad, suponete, al cine, al ex Dickens, al almacén que ahora es una librería.
Fuerte. Maravilloso.

Gracias CH

1:52 PM  
Blogger Almirante Margarito said...

Ojo, capaz que las manos de perón fueron robadas por un comando guevarista para canjearlas por el unicornio azul que el general le habría robado a Silvio Rodriguez... ¿lo tendrá Chabela, acaso embalsamado en la sala? Eso también puede ser.

3:40 PM  
Anonymous la psicol. said...

la de Biología era la ROTELI!

4:59 PM  
Blogger Daniel Collico Savio said...

Como loco debe estar Toti con el mundial de rugby, no? Imaginate el síndrome de abstinencia, luego de las semifinales con Sudáfrica.

6:27 PM  
Blogger El Canilla said...

que lindo mi barrio adoptado hace 33 años descrito de esa manera.
Las oficinas en los studs viejos tienen ese no se que .

9:08 AM  
Blogger Charlotte said...

Está tan obsesivo con el mundial que me terinó contagiando. Sigo, SIGO los partidos. Entiendo los drops, grito "mark" y conozco las yardas. Dios me proteja, nadie sabe dónde pueden terminar estas cosas.

5:09 PM  
Blogger laura said...

¿en París viendo la final?

7:07 PM  
Blogger Charlotte said...

Ponele.

5:57 AM  

Post a Comment

<< Home