Wednesday, October 31, 2012

40 años después

Mis padres se casaron en una capillita diminuta de Martínez, Santa María de La Lucila, que ahora que lo pienso es La Lucila porque es a unas cuadras de Paraná que todos sabemos es la calle que divide una localidad de la otra. Santa María de La Lucila está en el medio de una placita, tiene un jardín en el que en esos tiempos (hace 50 años) podías hacer la fiesta y es una construcción “simple y austera” según las palabras de mi propia madre. Supongo que Toti accedió a casarse ahí a pedido de ella y ella lo habrá pedido para que sus padres no le rompan demasiado. Creo que desaprobaban la elección de marido. Mi madre tenía puesto un vestidito de broderie mini -en esa época las chicas se casaban en minifalda- del que nunca vi una foto pero usaba para disfrazarme de chica (también de líneas simples y austeras como la capilla en la que se casó). Tampoco hay fotos de la fiesta. Tal vez una filmación desaparecida ya que los cameramen que mi padre, el director de cine, había contratado para la ocasión se empedaron y perdieron las tortas (de película, no de boda).
Mi madre eligió la misma capilla para bautizarme, 10 años después, cuando yo era bastante grandecita. Tendría un año. En las fotos tengo rulitos dorados y zapatos pequeñísimos con agujeritos. Y cara de terror. Mi padre hizo algún papelón durante el evento, seguramente cuestionando la presencia del pecado original en su ser angelado o presentándose como "Toti, qué tal muchos gusto encantado" cuando alguien se acercaba a darle la paz como lo hizo en mi comunión. Esa fue la segunda vez que me convencí que terminaríamos todos ardiendo en el infierno de los herejes.
Mi madre me dice que volviendo de una reunión en Olivos ayer, pasó por la puerta de Santa María de La Lucila y decidió entrar unos 40 años después. Parece que el lugar sigue igual, la misma austeridad, las mismas paredes blancas. Dice que se sentó un rato, pensó en lo que había pasado ahí tantos años atrás, su casamiento, mi bautismo, en los que ya no estaban, en que ella sigue de pie, agradeció otro tanto (no es una mujer religiosa) y caminó el resto del camino hasta su casa.
40 años después.

Labels: , , ,

27 Comments:

Anonymous Marcos said...

Linda. Lindo post.

8:38 AM  
Anonymous Anonymous said...

siempre te leo, me gusta mucho cortar un poco la monotonia de oficina con un texto de buena calidad, para no hablar de la versatilidad de los posts y de las veces que he des-dramatizado mis propias tonteras, leyendote
gracias!
elisa

9:05 AM  
Blogger mato said...

las cosas, cuarenta años después, o hace cuarenta años, pasan para que vos las escribas, ch.

9:42 AM  
Blogger Charlotte said...

Gracias Marcos.
Elisa, que bueno que soy un buen recreo. Gracias!

Mato, thanks.

11:39 AM  
Anonymous HerBitchness said...

Lo mejor de este post, mas alla de lo lindo que siempre escribis, es que tu madre siga de pie. Besos y gracias por las historias.

12:01 PM  
Blogger Charlotte said...

Gracias HerBitchness. Sigue de pie, ¡sí! Beso y gracias de nuevo a vos por leerlas.

4:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

extrañaba tu post. Me encantó y conmovio. Mariana

8:35 PM  
Blogger Charlotte said...

Gracias!

7:34 AM  
Anonymous Anonymous said...

No entiendo qué falta para el libro.

7:34 AM  
Anonymous Anonymous said...

te leo hace bastante, primer comentario porque me encanta como con tus textos nos trasladamos x sentimientos, fechas y lugares hasta formar una idea o una memoria o una historia. Brillante!

8:17 AM  
Anonymous Anonymous said...

siempre te leo. Y siempre es un placer. N

9:35 AM  
Blogger Charlotte said...

Gracias N y los/laa otros/otras anonymous!

12:28 PM  
Blogger Lucía said...

Encontrar un nuevo post es un placer, como siempre.

1:44 PM  
Anonymous Anonymous said...

Aaaaayyyyyy!!! Cómo me gusta, Char!!!
Beso grande. Qué bella novela la tuya! AC

7:08 PM  
Blogger Ale said...

Excelente

8:56 AM  
Anonymous Anonymous said...

Te leo siempre. Como me erotiza imaginarte.

12:35 PM  
Blogger Pablo Makovsky said...

es hermoso, charlotte. qué novela la de tu madre... ¿o vamos por la hagiografía? un beso

2:54 PM  
Blogger Charlotte said...

Lucía, AC, Ale, Makovsky y todos gracias a ustedes también por leer. Y contar.

5:55 AM  
Blogger laura said...

Nena, me hacés emocionar. Y sonreír, Toti, qué tal muchos gusto encantado, me mató

Mi mamá también se casó de corto, hay fotos. Lo que no hay es más mamá.

Todo no se puede

Seguí escribiendo, soy tu fan

2:39 PM  
Blogger Roedor said...

So f***ing good.

5:27 PM  
Blogger CHINA MARTINO said...

La austeridad es un concepto de la vida que me maravilla...
lo despojado, lo mínimo, lo sencillo...
me parece que nos conecta mas con el adentro...
parecería que hay mas participacion de uno, no se...
siento que terminamos perdiendonos cuando hay mucha cosa...
Abrazoooo

3:27 PM  
Blogger Kaki said...

yo tambien "soy tu fan"! :P
y me robé una etiqueta, sabelo. Lindo post, como siempre!. Saludos

4:50 AM  
Blogger Charlotte said...

Gracias Lau, Roedor, China y Kaki!
Qué etiqueta te llevaste, Kaki? jaja

5:52 PM  
Anonymous Anonymous said...

Dónde anda Charlotte? Alguien la vio?

7:27 AM  
Blogger Kaki said...

Misplaced childhood
pero me justifico en el argumento de que es un disco de Marillion!

7:46 AM  
Anonymous Danuto said...

Ch, alguna vez en algún otro post, nombraste a Sta María de la Lucila, y no comenté. Hace meses que no te leo, pero hoy justo entré a ver en qué andabas, y me encontré con este. Y me generó de nuevo la misma reacción, que es la de comentar que me transportaste a cuando era chico, y con papá accidentado y con muletas, caminábamos las pocas cuadras desde mi casa hasta ahí para ir a misa algún domingo. Yo tendría 8/9 años, todavía vivía en Martínez (sí, porque vivía del otro lado de Paraná, aunque íbamos caminando por adentro). Beso y gracias por el recuerdo.

10:23 AM  
Blogger Marina said...

Estuvimos a punto de casarnos ahí.
Finalmente, no pero me quedó el recuerdo de Santa María de la Lucila, como mi opción B de casamiento
(18 años más tarde....)

5:09 AM  

Post a Comment

<< Home