Friday, May 22, 2009

Toti tiene este olor

Mi viejo siempre pensó que lo que enferma es el frío que entra por la boca, el aire helado en la garganta en invierno.
-No respires por la boca.
Entonces cuando me sacaba casi dormida del auto a upa, me hundía la cara en el cuello de su Montgomery color camello que siempre tenía una bufanda con olor a Paco Rabane y decía:
-Acá, respirá acá.
Yo obedecía y me agarraba a la bufanda mientras mordisqueaba el primer botón de hueso que agarraba el cuello hasta que entrásemos a casa.
Cuando está muy frío siempre cierro la boca y trato de respirar por la nariz. Para no enfermarme. Concluyo que los Montgomeries siempre huelen a Paco Rabane con lana y que cuando Toti no esté lo voy a poder encontrar ahí, justo ahí.

Labels: ,

7 Comments:

Anonymous daniela said...

qué post tan triste y hermoso.

10:12 AM  
Anonymous daniela said...

qué post tan triste y hermoso.

10:12 AM  
Anonymous Anonymous said...

Tu post de hoy me ha tocado la fibra. Yo siempre me creí rarita porque cuando mi padre vivía ya sabía exactamente qué momentos y qué olores me lo iban a recordar. Lo supe desde chica, y ya veo que no soy la única. Todavía hoy, y cada vez, el jabón de afeitar de Myrurgia y las hierbas del Lin-Abart me traen a la memoria los veranos de la infancia con mi padre. Y ni te imaginas los lagrimones.

10:40 AM  
Blogger laura said...

no sé qué escribir

12:52 PM  
Blogger anuk said...

cuando eramos chiquitas con mi hermana y nos enfermabamos o teniamos que hacer reposo absoluto.....mi mama nos ponia en la almohada unas gotitas del perfume de mi papa.....porque asi "estaba cerquita y nos cuidaba" ...daba buenos resultados hoy lo hago con mi hijas....y relajamos todos!

1:58 PM  
Blogger Literato said...

Es increíble como esos olores escriben en nuestro cerebro recuerdos terriblemente imborrables.

7:17 AM  
Blogger Chancha said...

hermoso

3:31 PM  

Post a Comment

<< Home