Friday, October 24, 2008

Kissable


Cuando mamá se fue de viaje hace unos meses le pedí algunas cosas. Más cuadernos Moleskine, las bombachitas de Forever 21 que eligió con tanto criterio y mucho, mucho lipgloss. Vengo usando este. Los señores del lipgloss se avivaron, eliminaron el gusto a frutilla y cereza con el que nos venían atormentando desde los ochenta y pasaron a esta versión en sandía/melón perfecto que me dan ganas de auto besarme. Porque por momentos se me escapa la lengua un poquito y lo siento, no tiene gusto a sandía, es una sandía. O un melón, no sé.

Labels:

5 Comments:

Anonymous Euge said...

El que yo uso no es importado ni mucho menos, es uno que encontré de casualidad en el super, de Nivea, da brillito, tiene rico gusto y encima sirve como manteca de cacao (o algo así)... IN-SU-PE-RA-BLE...!

9:20 PM  
Blogger Conz said...

nosotras odiamos el melon, asi que me quedo con los gustos de los 80.

9:12 AM  
Blogger Sybil Carpenter said...

Madre mía se fue de viaje y le pedí: 1- bombachas
2-agenda moleskine
¿Seremos todas tan iguales?
(La del lip gloss ni se me ocurrió)

9:40 PM  
Blogger Caro McRyann said...

Quiero una madre que también me traiga un gloss de melón,

snif!

Cuando le digo que me compre algo sólo me compra lo que ella intuye que yo usaría.
Pero siempre se equivocaaaaa :'( !

5:52 AM  
Blogger Caro McRyann said...

Euge, el brillito ese de Nivea es feito.. :(

5:53 AM  

Post a Comment

<< Home