Thursday, May 03, 2007

Shhhh...Nurse at work


Y a mí que me daban pánico las inyecciones así de solo verlas fingidas en ER. Agarro el paquetito de Fraxiparine, elijo un brazo -generalmente el izquierdo porque es el que me queda al lado cuando me tiro en la cama- le arremango la remera, con una bolita de algodón que mojo con alcohol desinfecto "el área" y le saco la tapita de goma de seguridad a la jeringa. Después respiro hondo porque no doy crédito de lo que estoy haciendo. Creo que hago un gestito raro, como un tic en el que revoleo el flequillo con un cabezazo para la izquierda y una inhalación que suena resfriada (apuntando la naríz para arriba como un conejo). Ahí apoyo la aguja contra la piel y presiono (porque tan fácil no entra, un poquito de fuerza hay que hacer), empujo y veo los 0.3ml que entran despacio y saco la aguja desinfectando otro poco porque así creo que hacen las enfermeras de las películas.
-¿Sentiste algo?
-Nada de nada...¿Ya la pusíste?
No se si me lo dice para hacerme sentirme bien como cuando los chicos te muestran esos garabatos incomprensibles y los mirás con cara de anonadada como qué preciosura esta obra de arte que acabás de hacer! o si realmente soy buena enfermera. La cuestión es que vamos por la número 6 y no se oyen gritos.

Labels:

16 Comments:

Anonymous la psicol. said...

estoy a no na da da!
la felicito, eso es amor y ovarios!

Me recuerda mis épocas de "veterinaria amateur" con mi perro Pampero, mal de las caderas el pobre, al cual yo le colocaba también unas injecciones, entre la maraña de pelo, el pobre collie...salvando las distancias con su padre

5:14 PM  
Blogger Charlotte said...

Pampero no era Collie, era un Lassie y sí que olía jodido el pobre. Anonádese nomás, que ahora aplico inyecciones. Eso sí, hoy cuando le hicieron la curación en la rodilla salí espantada del cuartito, me tuve que sentar y abanicarme con una receta...

5:48 PM  
Anonymous deapoco said...

sorprenderse de una misma.
no sé si es bueno o malo, pero es lo que hay.
te felicito.

6:17 PM  
Blogger Horacio said...

Muy bien! =D

7:42 PM  
Blogger Tricula said...

ay mi amor, qué divino que te quedó?... y qué es? Y lo de los pinchazos, lo voy a tener en cuenta...

"es lo que hay" - wtf?

8:16 PM  
Anonymous christian said...

me parece que es mejor injectar en el abdomen o los muslos

5:13 AM  
Anonymous Anonymous said...

Ánimo y con dos cojones, Charlotte; como si le toca agarrar el bisturí y operar usted misma, que padre na más que hay uno y a ti te encontré en la calle.

5:47 AM  
Blogger El Canilla said...

Animo rubia.
Yooo teee dareeee !!...
Seguro están todos los Osos, Horses, Bestias, Flacos,Cabezones,Gringos, Vascos y demás integrantes de cuanto pack haya por ahí empujando.

6:29 AM  
Blogger Charlotte said...

Ah, no me cambian el método que lo vengo puliendo bastante...
Sí, canilla, están todos esos y más. Todos lo ovalados.

7:06 AM  
Anonymous Jota said...

Mi padre también revoleaba la ovalada!!! Y le dicen el Vasco!! ja
No era del BAC, pero en la niñez lo he acompañado (y en la adultez también) y he correteado por los verdes pastos del Belgrano...
(nunca me gustó la camiseta marrón y amarilla... siempre preferí la verde de mi papá!)
Usted siga aplicando las inyecciones como buena hija que es... Aunque no hay anda más bonito que pinchar el culo de un padre...je

9:01 AM  
Blogger Marina said...

todo hombre necesita una enfermera alguna vez.
salutti Ch. Qué bueno superar la fobia a "las penetraciones"

11:44 AM  
Blogger Nacho AC said...

Con una enfermera como vos, me muero de un infarto!!!

Nacho

12:53 PM  
Blogger veruch said...

harto cojones charlotte! me emocionan tus relatos, a lot.

1:21 PM  
Blogger Charlotte said...

bueno, en realidad deberíamos deserotizar un poco el tema ya que se trata de mi padre y me está dando un poco de impresión todo, no?

1:41 PM  
Anonymous Anonymous said...

a mí me impresiona la velocidad su crecimiento. En dos días pasó de ser niña díscola a enfermera profesional ¡Felicitaciones y vamos Toti todavía!
P.

7:58 AM  
Blogger Charlotte said...

Yo no crezco, P, yo muto. Y con la misma facilidad vuelvo a la queja, la autocompasión, el miedo y la inmadurez. Ahora por ejemplo acabo de recibir un llamado con una explicación que dice "sale un líquido de uno de los puntos de la rodilla" y acabo de entrar en pánico. pero sí, Vamos Toti todavía! (que en definitiva es lo que importa ahora)

10:22 AM  

Post a Comment

<< Home