Thursday, September 02, 2010

Anoche


Termino mi reunión con un café en Plaza Roma y me tomo el primer taxi al hotel. Hay tiempo para vodka. Dos por cabeza en formato vodka tonic y vodka soda que el mozo del barcito del Duhau prepara con cuidado y corona con unos palitos de acrílico transparente divinos que me llevaría de souvenir salvo que no me animo y una bandejita de plata con unos munchies y la desdicha de elegir justo la cookie de sésamo aromatizada con ajo.
-Uh, garlic, man. Qué bajón.
Alrededor hablan en ingles y toman wisky en este mini living con boiserie y sillones de cuero como corresponde a cualquier buen bar.
En el cuarto hay 3 mini lemon pies atención de la maison que mi amigo me cede amablemente para mi noche con las chicas. Fumamos un Parisienne en el balconcito con deck que para una casi no fumadora es todo un evento. Los lemon pies son chiquitos y delicados y no se me ocurre cómo trasportarlos.
-Fijate si hay un shower cap en el baño.
Se asoma y mira con incredulidad. Sí, mi cabeza opera en formas extrañas a veces. Consigue una bolsa rígida, casi de patisserie y ahí las coloco una al lado de la otra para que resistan el viaje. Llegan a buen puerto.
Miserables horas de sueño hasta esta mañana.

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

adoro (y envidio) tu vida social y los lugares a los que esta te lleva... Yo a las 19:30 estoy bañando, dando de comer, leyendo cuento, poniendo en la cama y demases.
Lau.

1:10 PM  
Blogger mato said...

sigue, como te decía, intensa la cosa, no?
good, ch.

5:37 PM  
Blogger Padma. said...

Tantas veces te leo y descubro que hemos estado el mismo día a dos pasos de distancia...! Entonces me pregunto cuándo será que te crucé, cuál serás vos...

5:13 PM  

Post a Comment

<< Home