Friday, August 27, 2010

Un cuarto para coger

Cuando eras chica las pesadillas eran con monstruos, brujas o en mi caso, una recurrente en la que mis muñecas -hechas de piel humana- se levantaban en la mitad de la noche y caminaban como zombis hasta mi cama. Se iban acercando de a poco y siempre me despertaba justo antes de que llegasen. Me quedaba quietísima, aterrada, con los ojos cerrados, sólo espiando cada tanto para confirmar que siguiesen en sus lugares.
Y aún fuesen de plástico.
Ahora mis pesadillas son otras. Anoche caminábamos por mi casa de Olivos buscando un cuarto libre para coger. Todos ocupados. En uno, mamá trataba de atajar con baldes goteras imposibles que caían del techo y mientras me agarrabas de atrás con evidente urgencia que sentía en la última vértebra de mi espalda le sugería a mamá que llame a un plomero. Nosotros nos íbamos a probar otros cuartos, otras camas, otros pisos. Todo ocupado. Imposible coger. Se iba pareciendo a esos sueños en los que corrés en el mismo lugar. Una cosa insoportable, enloquecedora. Sólo llegábamos a besos interrumpidos adentro de placares que duraban nada hasta que alguien los abría y había que irse a seguir buscando.
No me desperté asustada. Enojada y caliente tal vez.

Labels:

14 Comments:

Anonymous CHARLOTTERO said...

Y esto refleja su realidad?

8:01 AM  
Blogger Charlotte said...

Conté un sueño, CHARLOTTERO. Remítase a lo que lee.

8:58 AM  
Anonymous CHARLOTTERO said...

No me rete.
Hasta dónde mi escaso conocimiento sobre Freud dá, los sueños reflejan cuestiones reprimidas en el inconciente, no?

9:05 AM  
Blogger Madame Lulu said...

que desesperación! hoy a la noche volvé a ese sueño con la firme intención de oucparte de los baldes hasta que llegue el plomero y desquitáte

9:09 AM  
Blogger Roedor said...

Lo de las muñecas animadas que hacen cosas creepy está en un excelente cuento de Ian McEwan que está en un libro que se llama "The Daydreamer". Acá no sé cómo lo titularon, pero existe. Habla de eso, de sueños.

Lo otro es realmente "tensionante", la imposibilidad de coger por circunstancias adversas... uf.

9:10 AM  
Blogger Charlotte said...

Totalmente, madame lulu. Caigo con la pico de loro en manos, cierro las llaves de paso (aclaro que no sé qué son ninguna de las dos cosas, casi) y LISTO!

Si bien soy muy fan de Mc Ewan, mis muñecas eran muy previas a lo que el pueda haber escrito. Todavía estaba en jardín de infantes, me acuerdo porque también aparecía una compañerita a la que le tenía más miedo que a las muñecas!

9:13 AM  
Blogger Penelope said...

si, volve al sueño hoy a la noche.
Ayer me acosté con un odio irracional hacia una persona que no me contestó en el msn.
Y hoy amanecí taaaaaan , tan enojada que no puedo creerlo

9:36 AM  
Blogger laura said...

camine a coger, vaya a hacerse una buena siesta y repare el sueño. como sea.

11:47 AM  
Blogger Roedor said...

Mmm... no quise sugerir que era Ud. una plagiaria, Shárlot. La cosa es que aun si lo de Ian fuera anterior, los sueños no pagan copyright. Y, ya lo dijo el cieguito ilustre: no hay nada más real que los sueños.

De todos modos, y volviendo al tema trascendente, lo que importa es coger, los sueños van y vienen...

12:18 PM  
Blogger Charlotte said...

Los sueños no pagan copyright. Ja. Exacto.

12:25 PM  
Blogger Marcia said...

Así que era por eso que Virginia andaba como loca por un cuarto propio y nadie la había entendido salvo usted, querida, no caiga en el mismo río, vaya a aquellos telos preciosos en el próximo sueño. Me morí de risa y desesperación, un beso!

12:48 PM  
Blogger Rob K said...

Según lo visto en "Inception", ya ni en los sueños se puede creer.

12:58 PM  
Blogger Charlotte said...

Ni los sueñosz.

12:21 AM  
Blogger Padma. said...

Yo tenia un compañero que lloraba con los títeres. Su sufrimiento me angustiaba terriblemente, casi tanto como tu sueño.

5:32 PM  

Post a Comment

<< Home