Thursday, April 08, 2010

The Walk

Vuelvo a pie desde donde podría llegar a ser mi nueva casa (en mi delirio pero no tanto) con su jardín y árboles y esos muebles de piedra tan kitsch. Me encuentro caminando atrás de un empleado funerario que carga una corona de flores enorme. Primero la registro por el olor. Después veo que tiene además una cinta de raso lila con Andrea Paparella escrito en letras doradas. ¿O era Andrea Papaleo? No importa demasiado, se trataría de algún deudo seguro.
Sigo detrás del señor que carga. No termino de decidirme si pesa o no pesa. Mientras pienso que es una costumbre verdaderamente de mierda y bastante cache. Sigo atrás, de repente ya parezco parte de la procesión. Me falta llorisquear un poco.
Las coronas tienen indefectiblemente olor a muerto. Debe ser el formato circular. El mismo crisantemo en la maceta huele distinto. El viento arrastra un hilito de olor a flores mezcladas y yo camino atrás del vaho hasta que el empleado entra en funeraria de Córdoba. El muerto desaparece.
Ingreso a pie en mi Palermo y paro a tomar un café en Casa Mua por primera vez desde que abrió. Me maldigo por nunca haber venido a este mini paraíso a pasos de mi casa y hasta se lo digo a la dueña. Nunca el barrio me pareció tan lindo, el café tan perfecto como en Casa Mua y la entrada de mi casa tan bien lograda con su escalera de mármol y la lámpara antigua de aceite que cuelga del techo. En casa Mua revuelvo una canasta con un millón de latitas que tienen bolitas perfumadas. Este es el tipo de lugar que me hace feliz. Abro una y otra y otra. Un buen cambio a la corona que venía siguiendo. Las latitas son perfectas y hago una notita mental (que anglosajonismo absoluto) de volver y comprarme la que dice Prune. También pienso que quiero pedir ese licuado que tiene la chica en una mesa más allá y chusmear (de chusma que soy nomás) cuánto sale el cuadro de Las Chusmas que es de la dueña y está colgado en una de las paredes porque me encantaría tenerlo en mi casa. Me recuerda a esa foto que tenemos con las chicas asomándonos del balcón de casa y creo que nos sacó Lucho desde abajo. El día que me mudé en el 97, un 1ro. de octubre y había como 25 personas en casa y todavía no tenía teléfono ni nada. Tenemos una foto así, igualita a ese cuadro.
Camino hasta casa y en cuanto pienso echarme en la cama para terminar el día, un llamado y una invitación a comer. Digo que sí.
No es que tenga el sí fácil yo, tengo el no difícil.
-Estás linda, Chari.
-¿Sí? ¿Decís? Pues no se corresponde en nada con mi estado interior, jajajaja. Viste cómo es esto, la procesión va por dentro.

Labels: , ,

22 Comments:

Blogger Uchi said...

1ero de Octubre, my Bday!
La invitación fué de Prima?

7:07 AM  
Blogger Rochitas said...

Y yo hoy hace 5 que en el francés escrituraba deptito palermitano :P

7:23 AM  
Blogger La sortijera said...

Muy bueno! Me mató lo del cafecito... porque yo también pasé por ahi... y también tomé mis notas! jajaja
Saludos y me encanta tu blog!

8:51 AM  
Blogger Charlotte said...

Opa, que coincidencias, che!

9:56 AM  
Blogger laura said...

otra joyita

10:50 AM  
Blogger EmmaPeel said...

Bien ahi por el cumpleblog y el paseo, Ch!

Besos y tirones de oreja virtuales

11:17 AM  
Blogger Almirante Margarito said...

Esas crónicas suyas son de lo mejor. Da ganas de ir a tomarse un café. Lindas cosas en Casa Mua. Me gusta la mesa grande.

12:41 PM  
Blogger Charlotte said...

Gracias x la recomendación, MArgaret!

Emma, tnx! cuándo arreglamos eh, cuándo?

12:44 PM  
Blogger Loli said...

tengo una de esas latitas en mi plácar.
Pero de coco, me parece. O vainilla.
El aroma artificial de coco y vainilla se parecen bastante.

1:36 PM  
Blogger Charlotte said...

hm...no olí esas. ojota con la vainilla que me copa. cuando vaya a tu casa mostrame. Y feliz cumple lolette!

2:31 PM  
Blogger mato said...

cuándo estuviste? nos habremos cruzado?

3:31 PM  
Blogger mato said...

uh, ese lugar es lindísimo.
estuve también por ahí estos días. haciendo tiempo para una reunión, me senté a leer y tomar algo y estuve a dos segundos de suspender la reunión, quedarme ahí y que se vaya haciendo de noche en palermo.

3:31 PM  
Blogger Marga Fabbri said...

já...hola vecina, estoy a una cuadra de casa mua, de donde recomiendo el gazpacho, entre otras delicias.

de las latitas de choses et parfumes... , yo tengo la de fraise....

à tout à l'heure !

3:40 PM  
Anonymous Anonymous said...

when I'm good I'm very good, but when I'm bad I'm better
Mae

1:56 AM  
Anonymous emma con fiaca de azul said...

Hagamos Casa Mua que me quedè con antojo el otro día y pasé medio segundo nomás!

insistile a tu broderinlife que haga lugar en agenda

9:08 AM  
Blogger Charlotte said...

Jajajaj, ok emma in black. pero si no organicemosNON nosotras porque broder tu ia sabes como es, chica.

9:11 AM  
Blogger Rosario Diaz Araujo said...

Que lindo como describiste el cafecito, hasta puedo oler las latitas. Dan ganas de ir!

9:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

Irte (del barrio) es como cuando estas por cortar con un novio, que le empezas a ver todo lo lindo.. se ve q hay que hacer el ejercicio mental mas seguido de "irnos" asi disfrutamos mas del "estar"... Lei y sonrei. Gcias. V

7:03 PM  
Blogger Charlotte said...

Justo había escrito eso que hablábamos en el auto, V. Je. Es tal cual, eh. Ayer me pasó de nuevo cuando volvíamos de Krishna.

5:40 AM  
Anonymous FedX said...

Me recordó a una canción de the cure que justamente se llama the walk, definitivamente está narrado como si fuera un sueño...

4:06 PM  
Blogger Charlotte said...

Que bueno que te dieses cuenta, Fedez. en eso estaba pensando exactamente cuando la escribí. De hecho, estaba escuchándola.
Beso, Charlotte Sometimes. De algún lado tenía que venir.

7:59 PM  
Anonymous FedX said...

Jaa, sí, sabía de donde venía tu nick!!!
Besoo!!!

5:57 AM  

Post a Comment

<< Home