Thursday, March 27, 2008

La Ballerina emocional


En algún momento de su vida, Barbra decidió que no cantaría más de esos que ella eligió por llamar Victim dependant songs, esos que cantaba como "Oh my man I love him so, he'll never know (…) What's the difference if I say, I'll go away? When I know I'll come back, on my knees someday. Oh whatever my man is.. I am his." Con F decimos que en una época tuvo el síndrome ese de trapito de piso emocional con los pibes y menos comando de sí misma que una Ballerina (no la de profesión bailar sino el trapito amarillo ese). Cuando decidió dejar de cantarlas lo anunció públicamente cada vez que pudo y después si cada tanto se le ocurría ir por uno de esos temas, se disculpaba con mucho humor y hacía la aclaración de que eso era solo porque había quedado encariñada con tal o cual película o tal o cual Broadway Musical de hace dos mil años. Con solo mencionar la obra, la masa se agitaba y aplaudía como loca. Babs lo sabía y les decía que su idea era no volver a los Victim Dependant porque no dan ni un poco, pero que esta vez les daría el gusto porque era un lindo tema, maravilloso digamos, “and theater songs tell a story” y todos sabemos lo buena que estaba Funny Girl y The Boyfriend. Babs se ataja. Tiene actitud de recuperada, de Ballerina recuperada, de aquella que volvió de la trapez y está acá para contarlo. Una born again cualquiera y yo, chapeau, claro, que se de el lujo.
Tendría que haber un libro de lectura obligatoria para la primaria. Trapito. ¿Dale que jugábamos a no ser trapos?
En algún lugar del fin del primario. Trapeando. Aprendiendo a decir Yo no voy a ser trapo.
Y ya a fines del secundario, casi cerrando ciclo lectivo. Trapear. Yo Cristine F., trapito y desdichada. Este último es de carácter preventivo y es alarmista con alusiones a lo de que "es un camino de ida" y todo eso. Así tal cual.
Y en el peor de lo casos después se vendan algún Mujeres que aman demasiado o su versión para varoncitos y alguna biografía self help de Historia de una trapez. Fui trapo y volví, en la que la autora te cuenta que se puede, que hay retorno. Como lo que te decián de todo lo otro,”no es trapo el que quiere, sino el que puede” y que no se cura, se "recupera" y todo eso.

Labels:

12 Comments:

Blogger Almirante Margarito said...

Interesante. Para mí, hasta hoy, "trapito" significaba cuidacoches. ¿O será que también padecen el síndrome? Voy a prestar atención, por ahí pesco a alguno silbando una de Barbra.

5:30 AM  
Anonymous Gabyta said...

Le estoy dando los últimos toques a 'Fui Felpudo', ¿venderá?

7:21 AM  
Blogger no soy yo said...

Muy divertido

Hasta luego

8:28 AM  
Blogger L said...

"no es trapo el que quiere, sino el que puede", totalmente.

habitualmente odio los libros de autoayuda, pero si sale "Historia de una trapez. Fui trapo y volví", me anoto para comprarlo.

saludos,
L

8:31 AM  
Blogger L said...

"no es trapo el que quiere, sino el que puede", totalmente.

habitualmente odio los libros de autoayuda, pero si sale "Historia de una trapez. Fui trapo y volví", me anoto para comprarlo.

saludos,
L

8:31 AM  
Blogger laura said...

Entonces ya van dos

como lidiar con el pms

y fui trapito y volví.

podríamos crear una serie de ejerciciocs onda insight para intentar recuprar gente. y reuniones tipo AA.

voy pensando

igual siempre siempre saber que uno no se cura, puede puede vivir sin síntomas.

9:43 AM  
Blogger La Colo said...

aplaudo este post!!!!!!!

10:28 AM  
Blogger VJ said...

venderían más que tamara y sus pilates...

10:34 AM  
Blogger Jimenita said...

estoy trapeando en este preciso momento
apurate a escribir el libro, plis

7:41 AM  
Blogger Vir said...

Ya tengo el título: Haz lo que yo digo pero no lo que yo trapo. Un hit.

7:50 PM  
Blogger Maggie (in Spain) said...

genial como siempre, Ch.

saludos,

2:06 AM  
Anonymous Anonymous said...

Aguante los trapos, Charly

2:57 PM  

Post a Comment

<< Home