Wednesday, September 13, 2006

Uno así

Había terminado mi libro pero por suerte a veces me pasan esas cosas. Como ayer en el 152. Me subo en Alem y Córdoba. Estaba sorpresivamente vacío para las siete de la tarde. Unas paradas después se suben el chico y su padre. Antes de verlos (yo estaba en esos asientos de espaldas al chofer) los escucho. Le hacían preguntas al chofer. Cuando me pasaron por al lado recién los pude ver bien. El padre subió empujando su propia silla de ruedas y el hijo venía atrás contando el vuelto del boleto. El chico era flaquito, altísimo, con una naríz importante pero lindo. El padre, la misma versión con unos veiticinco años más, y sentado. Un señor buenmozote que usaba guantes para tocar las ruedas de goma y estaba vestido esplendidamente con un saco de tweed , unos pantalones que dejaban adivinar unas piernas finitas (inevitablmente lo imaginé desnudo y al minuto me odié por ser tan morbosa) y un pantalón gris. El padre hablaba como sentado en el living de su casa, relajadísimo, agarrándose canchero con una mano de la varanda para discapacitados hasta que subió el músico.
El músico se subió con su instrumento enorme en una funda negra que parado era mucho más alto que yo (que no es gran cosa) y se les paró al lado.
-¿Cello?
-Contrabajo.
Al rato los tres estaban de gran charla sobre la vida de los músicos en Europa y en Argentina. El hijo contaba su experiencia en Alemania y el contrabajista le contaba de sus rebusques. El padre decía cada dos palabras: Pero qué admirable, che, qué garra que le ponés. Y yo pensaba: ¿Y, vos?
Cuando subieron había escuchado que le avisaban su parada al chofer y así metida como soy me empecé a preocupar por cómo iban a hacer para bajar. Ellos tres ya estaban a las carcajadas y en un momento me agarraron parando la oreja y riendo a mí también. Me sonrieron. El padre y el hijo se bajaron conmigo en Scalabrini Ortíz. Se despiedieron del contrabajista con una palmada en el brazo (el pobre tipo no podia ni moverse con semejante instrumento) y caminaron hacia Santa Fe. Yo mire por arriba de mi hombro y le dejé una sonrisa media tímida al contrabajista. Cuando me bajé, el chico iba caminando al lado de la silla del padre. Con una mano apenitas le corregía el rumbo con un movimiento imperceptible sobre las manijas de atrás sin que el padre lo viese. Lo miraba, le contaba algo y se mataba de risa mientras le tocaba suavecito el hombro. Pensé. Quiero a este tipo, quiero que el señor de la silla de ruedas sea mi suegro y que los domingos invitemos a comer al contrabajista a casa que nos visitaría con su enorme funda y nos haría reir un rato.

27 Comments:

Anonymous Anonymous said...

muy digno...se ser suegro

5:58 AM  
Blogger PFH said...

A esta gente es la que se refería JL Borges en "Los Justos":

Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.


Cada tanto encontramos alguno.

6:07 AM  
Blogger Guillermo said...

Que hermosa anécdota... Only in Buenos Aires!

(odio utilizar la palabra "hermosa/hermoso" pero era la que calzaba mejor!)

6:56 AM  
Blogger juliet said...

siempre un placer leer las cosas que escribis.
hoy me emocione, ni te digo cuanto dado la musica que estaba escuchando.
a veces me encariño con la gente por las vidas que les invento al escuchar al pasar un comentario. esos momentos me encantan. que linda historia... y encima era verdad!

7:07 AM  
Blogger dholo said...

mencantó, charoleta.
y me conmovió.

7:18 AM  
Anonymous Obelix said...

Well done, girl !

Qué lindo estás escribiendo, winnies.

un besho besho.

Atte.

7:23 AM  
Blogger El Canilla said...

bellisimo

9:32 AM  
Blogger Tricula said...

Oh Charol, you got me eatin' my heart away.

10:03 AM  
Anonymous Anonymous said...

pfh, cambia tu foto man
char, que productiva estas, buenisimo

10:19 AM  
Anonymous Ciudad a Secas said...

Hay que ver cuánta gente es capaz de reparar y opinar sobre una foto carnet de 2x2, cuando a sólo 10mm. de ahí se encuentra un texto de Borges.

Cuestión de medidas. De medidas mentales.

11:07 AM  
Blogger Loli said...

"medias" mentales.

"a medias" mentales.

mhm.

11:56 AM  
Blogger Eliseo Parker said...

Qué bello, Nena.
Repito, con usted me leo.
¿Le pasó que estos textos se le ocurren en ese mismo instante y que son mucho mejores que cuando se los pone a escribir?

1:19 PM  
Anonymous FedX said...

Me encantó!!! Me dejaste sin palabras, pfh ya citó a Borges, así que me gustaría ponerle banda de sonido y no se me ocurre otra cosa que "De Vez En Cuando La Vida" de Serrat.

2:14 PM  
Blogger Liz said...

Qué lindo, Charlotte! (Liz bows...)


Si,eso, medidas mentales :(

3:21 PM  
Blogger Romi said...

Touching. Lovely.

7:05 PM  
Blogger El Canilla said...

Coincido con pfh ( Borges )y con fedx ( Serrat).
Me sumo a ciudad.

5:49 AM  
Blogger Charlotte said...

son siempre mucho mejores cuando suceden y cuando los pienso que cuando los escribo, seguro...

6:20 AM  
Blogger Juana said...

Es lindo que estas cosas sucedan. Más aún cuando alguien como ud las ve y nos las cuenta. Cariños

7:28 PM  
Blogger chica gorda said...

qué linda historia.
qué distinta a la otra historia del colectivo de unos días atrás.

8:14 PM  
Anonymous Anonymous said...

Arghhhe!

Justino

11:58 PM  
Anonymous campo said...

La Charlotte con contenido humano no es tan buena como la perra seductora. Hablo en términos de estilo, eh.

4:58 AM  
Blogger Charlotte said...

es que soy una perra insensible, campo. jajajaa.

5:21 AM  
Anonymous Anonymous said...

Me gustó mucho leer lo que contaste.. muy bueno.

8:19 AM  
Anonymous santi said...

loco, que pfh conozca Borges y sepa de otros tipos de belleza no quita lo otro.
Esa foto es horrible y parece una tía vieja!
El pedido de que la cambie redunda en bien para él y el mundo, y no va en desmedro de sus dotes de escritura ... no sientan susceptibilidades heridas!!

9:10 AM  
Blogger PFH said...

No tendría tanta personalidad si cambiara mi hermosa foto en la cima del Monte Schilthorn en Suiza cada vez que un par de pelotudas y pelotudos lo piden.

12:29 PM  
Anonymous Ciudad a Secas said...

PFH, Ud. se merece todo mi respeto. Sépalo.

4:55 PM  
Blogger Running said...

te leo después de tiempo, y lloré mal. yo quiero lo mismo, sabelo

6:53 PM  

Post a Comment

<< Home