Tuesday, April 25, 2006

Come Fly With Me!

Clonazepam o,5 mg. Esta pastillita parece obrar milagros. Si digo que alguna vez fui a Ezeiza y vuelto con mis valijas en un remis con la imposiblidad absoluta de subirme al avión o siquiera remar el check in, nadie no lo creería. O esa otra vez que me acerqué al mostrador de LAN y le dije a la señorita: "Soy pasajera con pánico" como si esto fuese una categoría más del tipo Frequent Flyer o SUBLO. Pero esta vez estaba la pastillita y qué diferencia que hace esa misúscula pastillita.
Los chicos me dejaron en Ezeiza (amigos, ya que no permito que miembors de mi familia me lleven) hasta que los obligué a irse.
- Buenolistograciasvayanyendo.
Nunca te vimos así, me comentaron después. Nos díste miedo. Tengo la sensación que todo se convierte en los últimos y significativos minutos juntos y prefiero que por lo menos estén por la Richieri cuando todo reviente en el aire. No como (Christa, era?) la maestra del Challenger por ejemplo, todos ahí sentaditos en Cabo Cañaveral o dónde sea que los yankis largan cohetes viendo el desastre. Pienso en esas cosas.
Después está el tema de subirme y saludar muy amabalemente a la azafata. Toda sonrisas Kolynos y muchísimos "thank yous" a todos los miembros del crew cuando bajo, es como un "thank you for getting me down alive, guys!".
Antes de despegar -el peor y más siniestro momento, claro está- me entretengo con la tarjetita de empergencias, ubico las salidas más cercanas a mi asiento (ojo que la más cercana puede estar atrás de uno) y manoteo debajo del asiento para verificar que efectivamente el chaleco salvavidas esté en su lugar. Miro a mis costados para chequear si hay niños ya que si caen las mascarillas de oxígeno he de colcocármelas antes y después asistir a aquellos pasajeros a mi alrededor si se encuentran en dificultades para hacerlo.
En Continental, el CEO habla un ratito en la pantalla antes del despegue y explica que tiene "one of the newest and best equipped fleets in the business" cosa que me alegra porque soy desconfiada del mantenimiento de estos Boeings. Acá nuevo es relativamente bueno. We don´t want to fly vintahe, do we? El CEO se ve seguro de su trabajo y con cara de pocas ganas de perder plata con un desastre. Eso es tranquilizador. Después nos desea "a safe and pleasant flight". Podría evitar la palabra safe. No queremos hacer referencias a estas cosas antes de la partida. Mal asesorado. Sus comunicólogpos deberían haberle dicho que sus pasajeros descartan esa parte y prefieren escuchar nada más que las referencias a la comodidad.
Si el piloto prende el "abrochen sus cinturones" no tengo que hacerlo ya que vuelo atada la totalidad del viaje como corresponde y retengo esfínteres las horas que sea necesario como la niñita "toilet trained" que soy. Durante el "approach" que suele ser movidito por los cambios de temperatura y altura, opto por maquillarme para llegar linda a destino y por el mismo precio, me distraigo. Cuando las ruedas tocan tierra y los motores gritan en reversa tengo ganas de gritar más fuerte aún (de alegría por haber llegado). Le siguen los ya mencionados cordialísimos saludos a los miembros de la tripulación, casi con ganas de hacerle llegar mis regards al piloto y después canchereo por la manga, caminando, moviendo las caderas como yendo a recibir un Oscar, el pecho lleno, la pera alta, los hombros erguidos. Tengo ganas de gritar: Soy una frequent Flyer cualquiera!!!! ¿Qué les pasa?
Claro, nadie puede entender lo bien que se siente estar viva. Tan bien que besaría el suelo como el Santo Padre a mi llegada...

14 Comments:

Blogger Eliseo Parker said...

Lo único que te falta es conocer a un Piloto, que te cuente un par de anécdotas (que para él son super graciosas!!!) y NO VOLÁS MÁS...
Como siempre, ¡¡Hermosa!!

5:57 AM  
Blogger Charlotte said...

en uno de los vuelos me senté al lado de uno, que volvía al hub en Houston que encima volaba lun avión igual al que estaba trepada y lo taladré a preguntas mal. me dió la mano cuando nos despedimos, me dijo "un placer" pero creo haberlo visto correr por la manga.

6:08 AM  
Blogger Tricula said...

Por suerte los aviones no me dan más miedo que un ómnibus o que un barco - a no ser por el café aguado, por qué tan aguado?!

Yo lo ví corriendo y mirando para atrás, como si huyera de algo... ahora comprendo.

6:34 AM  
Blogger p.d. alvarez said...

Clonazepam.

Esa es la palabra mágica.

Y, tal vez, la MEJOR línea aérea!

8:56 AM  
Anonymous Ciro said...

Te la voy a empeorar:
Vos festejas cuando las ruedas tocan tierra y los motores van en reversa? Sabías que la mayoría de los accidentes aereos son en esos momentos? De hecho, las 2 instancias mas complicadas de volar un avion son el despegue y el aterrizaje.
Ha sido un placer "and we hope you have enjoyed the flight".

Igual, trícula tiene razon: los omnibus son por lejos muchos mas peligrosos que los aviones

9:15 AM  
Blogger Charlotte said...

Rivoairlines. absolutamente.
Ciro: lo que ud no entiende es quemis años de fóbica me han convertido en experta. no hay nada de los aviones que no sepa y la fobia es inexplicable, tanto que el momento meas riesgoso es para mí el meas relajado. a mí me mata la estabilidad de la velocidad crucero, ponele... irracional, totalmente irracional.

11:15 AM  
Anonymous Anonymous said...

jajajajajajjajajajjajajjajajajajjajj!!!!!

11:36 AM  
Anonymous marconyc said...

chequeate esto
http://en.wikipedia.org/wiki/Clonazepam
no es lo mas?????

12:36 PM  
Blogger Charlotte said...

marconyc. igual que conste que toquee tierra y lo abandoné totalmente, eh. quedó ahí en la mesita de luz hasta le próximo vuelo.... tampoco quedemos como la pastillera vieja que lo único que me clavo es un tylenol cuando estoy resfriada y un ibu algo cuando me viene.
igual dice claramente: anxiety disorders, panic attack!

12:41 PM  
Blogger uruguaya said...

Yo no tengo nada de miedo a viajar en avión, pero ayer ví Whisky Romeo Zulú y la verdad es que estoy pensando seriamente cambiar de bando! Por lo menos en lo que a vuelos domésticos se refiere!

12:56 PM  
Blogger Marcylor said...

Hace tiempo, en un vuelo desde Panamá, me tocó de compañero de asiento un piloto, que venía de entrenamiento o algo así para una línea caribeña. El cuento es que si hubiera sido fóbica al vuelo el tipo me mata; se llevó comentando las malas maniobras hechas, y por cierto, subrayó que el aterrizaje había tenido un serio problema que el piloto corrigió a último momento. Exquisito. Qué jamás te toque a ti uno de su raza. (ah, y además le tenía un laptop con un simulador donde daba sustento teórico a sus críticas...noooooo).... A mí, el asunto me causaba risas dementes, que desahogué en el baño del avión....

3:41 PM  
Anonymous raimond said...

me hiciste reír con lo del challenger. y me acordé de un chiste negro de esa época:
-where did the astronauts of the challenger go for the hollidays?
-all over florida.

7:54 AM  
Blogger PFH said...

Ni hablar del significado de "N.A.S.A": "Need Another Seven Astronauts".

8:23 AM  
Blogger Charlotte said...

malditos!!!!!

12:18 PM  

Post a Comment

<< Home