Sunday, April 23, 2006

Viernes y domingo

Bocinea en la puerta de casa. Ya eran las diez menos cuarto. La tarjeta citaba a las ocho y media y no contemplaba la media hora de viaje Palermo viejo/Palacio Sans Souci. Ante la opción "mesa de los solteros codiciados a los que nadie realmente codicia" opté por pasarme a la de él, amigo íntimo dónde sabía la iba a pasar mejor a pesar que la edad promedio me superaba unos varios años. A veces está bueno ser la pendeja de la mesa. Llegamos trade como era de esperarse. Mientras caminábamos por los jardines palaciegos y seguíamos el camino de velas que nos llevaba a la casa me dice:
- Estos lugares así como de una belleza extrema... me angustian.
- Ah, no nene, estás limado. Acelerá el tranco que nos están todos sentados y ya sirvieron el primer plato. Somos unos ordinarios y estoy cagada de hambre.
- Tapáte que estás en tetas nena.
- No me jodas, acelerá.
A mí por otro lado, no hay nada que me deprima más que tomarme un taxi un domingo a la tarde y que tenga encendida la radio al taco con el partido Boca-Vélez. Eso es bajón.

6 Comments:

Blogger Pablo Giordano said...

Me interesó el blog pero me dejó un sabor agridulce. Voy a seguir visitándolo para que se me quite. n abrazo.

5:40 AM  
Blogger Tricula said...

En tetas Charly? No llevó el Caniche Toy?

Para mí, y disculpen los fanáticos, pero un relato de fútbol es siempre un bajón - sobre todo en un taxi.

Y como estuvo?

8:01 AM  
Blogger Charlotte said...

hmmm, no se si se le va a ir el agriulce...
no llevé el caniche, en conjunto era un poco too much. estuve bien, tranquilo...

10:37 AM  
Anonymous Anonymous said...

This is very interesting site...
» » »

3:04 AM  
Anonymous Anonymous said...

Best regards from NY! » » »

1:06 AM  
Anonymous Anonymous said...

Where did you find it? Interesting read »

12:01 AM  

Post a Comment

<< Home