Saturday, February 18, 2006

Pequeñas neurosis cotidianas

Lo vengo notando seguido. Cuando estoy leyendo un libro y tengo que interrumpir por alguna razón- el subte llegó a Callao, me agarró sueño a la noche- tengo que hacerlo casi obsesivamente en una página que termine en un punto. He llegado a seguir por varias más esperando a que me toque. Detesto tener que dejar la lectura en un punto o en un párrafo a la mitad de una página. Me causa un inmenso placer cortar y saber que la próxima vez que retomo lo voy a hacer al comienzo de una nueva página.
Algo me está pasando con este libro de Yashimoto que me prestó M. No tengo idea porqué en éste más que en otros, la mayoría de las hojas cierran con un punto final. El paraiso de mi neurosis. Quiero que todos los libros que leo sean así.
Pero Yashimoto me trajo también otros problemas. No había registrado lo difícil que es seguir nombres en japonés y adjudicarles naturalmente un género. Obviamente que en inglés puede haber problemas con las Ashleys y los Ashley pero en esta lista (Kasami, Otohiko, Saki, Shoji y Sui), quién podría reconocer a los hombres de las mujeres con facilidad? Durante los dos primeros capítulo tuve que tenerlos anotados en una listita en la parte de atrás se una Subtepass y con ese mismo simbolito que hacíamos en biología (circulito con flecha para el varón, círculo con cruz para mujer), los identifiqué hasta que fui avanzando con la lectura.
Ahora ya los puedo reconocer de memoria:
Kasami: mujer
Otohiko: varón
Saki: mujer
Sui: mujer
Shoji: varón
Mientras termino el libro para devolverlo, los franceses ruidosos saltan de bombita a la pileta. Son como chicos de 12 años con el tamaño de Gerard Depardieu. La nueva adquisición: una colchoneta flotante para tres personas que ocupa casi el ancho de mi pileta. Nadar largos es complicado. Para esquivarlos me sumerjo y paso debajo de la sombra de la colchoneta hasta el otro lado. Convicencia que le dicen.

16 Comments:

Blogger Tricula said...

Jajaja, me pasa lo mismo con los libros! Odio cortar en la mitad de una página, es como si quedara una conversación cortada a la mitad - pero no a nivel de neurosis, lo mío es amateur total.

11:46 AM  
Blogger Prolijo said...

Yo gralmente corto con los capitulos.

Y nunca supe a qué género correspondía la flechita para arriba o la crucecita para abajo...

12:02 PM  
Blogger PFH said...

Mi "neurosis" indica que debo terminar el capítulo.

La confusión de géneros es peor con esta nueva onda de nombres (aún en inglés) enigmáticos: Reese, Stockard...
¿Y los nombres en obras de género fantástico o ciencia ficción?

Ni hablar de las listitas de nombres. Por suerte los libros más destacados (por ej. Lord of the Rings) tiene tomos dedicados a eso, para saber rápidamente quién caracho era Tar-Vanimeldë.

12:07 PM  
Blogger Tricula said...

Cuando leí LOTR no había esa fascinación que hay ahora, por lo que la cantidad de libros era menor. Terminé haciéndome un árbol genealógico porque sino no entendía nada. Sigo sin entender nada, o no entiendo todo? O entiendo nada? Eso.

2:15 PM  
Blogger Peluka said...

Eso es neurosis? Soy neurótico? Yo pensé que a lo sumo era medio obse...

No sólo hago eso de los libros. En el colegio en la facultad, cuando tomaba apuntes, no pasaba la página hasta que no terminaba una frase o tema... Las últimas tres líneas eran en miniletra incomprensible.

Es grave?

5:43 PM  
Blogger Charlotte said...

Todos una manga de freaks, todos!

8:45 PM  
Anonymous Anonymous said...

Para prolijo...como dijo mi profesora de biologia hace tiempo..."el que parece un espejito (el de la crucecita para abajo) ese es el de mujer... el de la flechita para arriba (y ahi saquen sus conclusiones) es el de hombre".

11:06 PM  
Blogger Tricula said...

No no, la flecha apunta a la cruz, para ensartarla en el blanco! Esa es la mejor forma de acordarse

4:34 AM  
Blogger Charlotte said...

ah, de fino....

7:04 AM  
Blogger PFH said...

William Tell meets Charles Darwin. Meets Jorge Corona.

7:45 AM  
Blogger Tricula said...

perdón charly, es la pubertad...

8:57 AM  
Blogger León said...

Terrible insomnio al leer "El otoño del patriarca" de García Marquez ¿no?

11:06 AM  
Anonymous Anonymous said...

Yo directamente no leo novelas. Nada como la minificción. Ej:
-Te devoraré -dijo la pantera.
-Peor para ti -dijo la espada.
(William Ospina)

11:39 AM  
Anonymous ramon said...

"Son como chicos de 12 años con el tamaño de Gerard Depardieu."
me mató

8:22 PM  
Anonymous Anonymous said...

Excellent, love it! »

7:38 PM  
Anonymous Anonymous said...

Where did you find it? Interesting read » » »

1:13 AM  

Post a Comment

<< Home