Wednesday, August 18, 2010

Downtown


Cuando era chiquita, venir al centro era todo un evento, algo que se hacía para ocasiones especiales como sentarse a upa de Santa Claus en Harrod´s o venir a cortarse el pelo a la peluquería de Harrod´s que tenía toda esa entrada en pisos impecables de madera recién lustrada con olor a cera y ascensores con ascensorista a los que si mirabas con cara simpática te autorizaban a un upa para apretar el piso. No me acuerdo qué había en los pisos de arriba pero abajo había accesorios para mujer, carteras, pañuelos, paraguas y maquillaje. Mamá compraba unas almendras confitadas que se parecían mucho a los Sugus confitados, en esos mismos tonos pastel pero que cuando las mordías eran una gran desilusión para el paladar infantil. Yo abría la boca como un pececito y mamá me repetía cada vez:
-You know you don´t like these.
Y me ponía una en la boca y al segundo tenía ganas de escupirla pero no lo hacía por orgullo y porque suponía que algún día me gustarían las almendras. Pero eso no fue hasta los veinte y algo. Como el vino tinto y el jazz y después el tango.
También se venía al centro a renovar la cartuchera antes de que arranque el año. Entonces, mamá y Toti me llevaban a Kelen y ahí me dejaban elegir cartuchera de pisos. Los pisos eran un elemento clave en la cartuchera. En la Benemérita Institución se chapeaba con los pisos y si ordenabas adentro los lápices cromáticamente todavía más. A mí me duraban poco ordenados. La Kelen tenía un bolsillo transparente y un elástico que sostenía sacapuntas y goma como un cinturón de seguridad. Podías ponerla patas para arriba y no se caía ni un elemento. Jamás un Caran D´Ache cayendo de punta al suelo y una mina quebrándose para siempre en su interior. Alguna turra usaba los pisos para desplegarla en forma de muralla “para que no se copien”. Esa no chapeaba. Esa era una mierda. La solidaridad ante todo.

Labels: ,

22 Comments:

Blogger uruguaya said...

qué flash al pasado, me hiciste acordar a las mentas con chocolate de harrod's, única cosa de menta que me gustaba en mi niñez. y las cartucheras con pisos, un hito. te diría que me indigna que mi hijo no aprecie para nada tener una de TRES pisos. casi envidia, mirá.

7:52 AM  
Anonymous bety said...

caran d´ache es vida.

8:00 AM  
Anonymous Anonymous said...

Hoy en día tenés que elegir: casa, auto o caran d`aches...

8:21 AM  
Blogger Charlotte said...

Las mentitas de chocolate! otra cosa que nunca llegué a apeciar y moría porque me gusten.

Ya sé que te copan, bety.

8:22 AM  
Anonymous Marcos said...

Me encanta siempre los mismos posts, todo un "estilo Charlotte".

10:25 AM  
Blogger laura said...

harrods para papa noel, sí.

lápices y cartucheras en punta del este. no, no me acuerdo el nombre del lugar, siempre el mismo, no me acuerdo nada. vos me traés cosas a la memoria.

11:40 AM  
Blogger mer said...

Yo soñaba con tener la caja de Caran D'Ache que tenía dos pisos.

De Harrods me acuerdo de unos containers transparntes que tenían jaboncitos redondos de colores y yo los quería todos. Y Papá Noel, claro. Tengo como cuatro o cinco polaoids con Papá Noel en distintos años.

12:16 PM  
Blogger Charlotte said...

Yo estoy para eso, Laura. Je.

Polaroids! Esas mismas, mer.

12:31 PM  
Blogger Realmentealpedo said...

Hola!Como andas??Sólo quería decirte que ayer descubrí tu blog y me parece genial!!En especial el posteo de "La vida antes de mí".

Bueno te mando un saludo!
Realmentealpedo

2:50 PM  
Blogger DeVezEnCuando... said...

Yo sumo a los Caran D'Ache a los grandes gustos después de los 20...

6:42 PM  
Blogger joe e. tata said...

laura el lugar de punta del este era quijote me parece.
a mi hermana y a mi nos compraban. yo a los 15 dias tenia que comprar todo otra vez por que perdia todo.

que lindo era punta hace 25 años
pasear como un boludo durante mil horas por gorlero

4:15 AM  
Blogger Dos said...

ay harrods con mi mama, el recuerdo me lleno la cabeza, que lindo pero me angustie uh

4:25 AM  
Blogger Marie said...

me parece a mi o puede ser que todas nos conozcamos de la infancia haciendo cola para la foto con Papá Noel?
yo flasheaba con una librería, de las de cosas de papel, que había en Harrods, entrando por Florida, hacia la izquierda, enfrente del bar chiquito

10:54 AM  
Blogger joe e. tata said...

yo soy judio pero iba para reyes que tambien estaban. todavia siento conflicto con eso. por que en reyes si y en el otro no?
se ve que les daba cosa por los reglaos vaya dios a saber!

11:23 AM  
Blogger Charlotte said...

Quijote y Dante!

Y sí, todas a upa del perverso Santa Claus de Harrod´s.

11:33 AM  
Blogger Penelope said...

yo tambien me acuerdo de mi mamà cuando paso por Harrod`s.Me acuerdo de una vez que me dejo (ya no era tan chiquita claro) que me pintasen en un stand de Revlon y me regalo una sombra del look que era un anaranjado divino

12:00 PM  
Blogger Charlotte said...

Amaba que me pintasen en los stands esos!! Te sentabas en una silla alta. Lo más.

Joe, relax, nosotros festejábamos navidad en lo de mi tía judía, ex mujer de mi tío. Todo cool.

12:38 PM  
Blogger Charlotte said...

Y mi tío creo que es budista ahora.

12:38 PM  
Blogger La Peor de Todas said...

jaja qué buenas esas cartucheras!!!!! Todavía sueño con ellas!!! Qué deshá vú!

3:23 PM  
Anonymous Anonymous said...

Me había olvidado de la caja de Las mentitas de Harrod´s!!! Las vendian en la PB en el sector bombonería.

4:42 AM  
Blogger Dalva said...

me encantan los dragés (almendras confitadas). Me las devoro como los confites sugus en el cine. Son los sugus de adulta.
Y Santa en Harrod´s ... si, recuerdo borroso! y algunas fotos

3:36 AM  
Anonymous Anonymous said...

Kelén. Lo más en cartucheras !!!
Mentitas de Harrod´s. Mentitas con chocolate. Pisos de parquet de roble (de eslavonia?). Con cera, mucha cera. Peluquería más arriba, después de ascensor con ascensorista. Me llevaba mi abuela. No entiendo cómo Harrod´s puede estar cerrado tantos años. ¿Quién paga el ABL de ese monstruo? ¿Algún ricachón pelotudo?

3:07 PM  

Post a Comment

<< Home