Thursday, June 24, 2010

Mi vida sin mi


Estaba esta calle en Olivos, esta calle que fue una cortada durante gran parte de mi infancia, esta calle que fue "la cortada" y terminaba justo ahí, antes de la bajada a la estación. Porque yo vivía en la cortada de Rosales y nadie dudaba dónde era esto, ahí enfrente de la quinta de los Cornejo, el mini palacete francés casi abandonado al que entrábamos por un alambrado con agujero y nos escapábamos corriendo a velocidades que nunca más volví a alcanzar y con miedos que nunca más volví a sentir. Porque el cuidador de la quinta, corriendo atrás nuestro, no era un pobre jardinero echando a los chicos del barrio, era para nosotros un monstruo enorme que nos corría con un rastrillo (¿o era un tridente?) que seguramente nos comería vivos cuando nos alcanzase. O si no, tal vez preferiría encerrarnos para siempre en uno de esos cuartos oscuros de arriba, cerca del techo de tejas negras con una claraboya, desde la que podría espiar mi casa y ver a mamá y Toti salir cada mañana con la mirada perdida sin saber dónde estaría yo por los siglos de los siglos. Hasta que un día se olvidarían y se mudarían de casa y yo seguiría espiando desde ahí. Espiando mi casa sin mi, mi vida sin mi.
Pero el señor monstruoso no corría rápido (supongo que adrede) y nos dejaba llegar justo hasta el alambre tejido, separarlos con las manos y escapar. De vuelta a casa. A mi vida conmigo.

Labels:

7 Comments:

Anonymous Marcos said...

Hay posts que son buenos.
Hay posts que me emocionan.
Hay posts que me enamoran.
Y hay otros en los que me pregunto cuándo vas a publicar ese libro y darme 300 páginas para leerte todas las noches.

10:11 AM  
Blogger libre said...

Es verdad,Charlotte cuando vas a publicar? reconozco el talento cuando lo leo...

10:54 AM  
Anonymous CHARLOTTERO said...

Me gusta cuando escribe chiquita.

11:24 AM  
Anonymous Anonymous said...

Pero en el libro se perderían las fotos, ésta cómo fue, ¿volviste al mini palacete para sacar una foto de tu casa de antes? ¿Y cómo entraste?
JLB

2:17 AM  
Blogger PFH said...

Qué topetitud, hasta se detuvo el inigualable JLB (Jorge Luis Borges) a comentar en el blog! :-)

12:17 AM  
Anonymous Cosima said...

Este post me dolió un poco

8:52 AM  
Blogger Rochitas said...

Genial. Recuerdo cuando una tarde de domingo me mostró donde había sido charlotte house.
Mire que me queda poco como vecina
Estoy del otro lado de la orilla ;)
IMPECABLE, amiga. El músico aquel de jazz la podría publicar y se llena de oro...

4:33 PM  

Post a Comment

<< Home