Thursday, September 10, 2009

My Obsession



Todo dimmerizado así sin límite. Porque me obsesiono, me agarro con algo y me obsesiono. Ahora es la aplicación de reóstato en cada aparato de iluminación del chateau.
Y así con todo. Ayer ponele, se me ocurre notar que mi lapicito delineador de labios Mac color Spice, the one and only, irremplazable, irreproducible en cualquier otra marca, está empequeñeciéndose. Mucho. Lo noto justo antes de dormir y entonces empiezo a obsesionar con la ubicación de su reemplazante; uno idéntico traído por Madre de su ultimo viaje y prolijamente guardado en una ziplock junto con repuesto de lipgloss y un rimel. Lo de prolijamente guardado es mentira. Di vueltas en la cama tratando de recordar dónde estaba. Hasta estuve tentada de prender todas las luces y ponerme a buscar pero me pareció patológico. Nadie sabe por qué no me parece patológico obsesionar con este tipo de cosas antes de dormirme por ejemplo.
La carrera por la dimmerización hogareña arrancó con lámpara china nueva de mi cuarto. Ahora sube y baja a piaccere y crea clima para desmayarse.
-Bulo.
-¿Vos decís?
-Bulo.
Puede ser pero es perfecto.
Amigo ayudó en dimmerización de lámpara antigua de pie con pantallitas Moulin Rouge. Ahora, en lo que parece un ballet de nado sincronizado, las tres lamparitas bajan al unísono hasta el mínimo de luz posible. Toti diría:
-Esto en cine se llama one foot candle.
Lo dice con una pronunciación dudosa pero el concepto es bueno; el mínimo de luz posible emitido por una velita. Así dimmeriza mi lámpara.
Con el pequeño reóstato en mano memorizo las instrucciones que me dio el electricista en voz alta.
-Dijo que el cablecito de la punta tenés que separarlo en dos, y ojota, una de las puntas sigue por…
-Sh…
Amigo tiene cara de dos cosas. Querer ahorcarme con cable es una. Hacerme sostener los polos con ambas manitos y conectar switch on es otra.
Prueba de luz. Anda perfecto.
-Ay, me pasan cosas, eh. ¿Cómo sobreviví una vida sin esto? ¿La de la cocina se puede también? Porque fijate que para cocinar yo te dejo prendida esa fuerte que es casi de seguimiento de prisioneros en Guantánamo pero todo bien porque te mido la doradez de la pechuga, el caldo del risotto…ahora cuando quiero comer ya me manda a la B tanta luz. ¿Se podrá?
-Todo se puede.
-¿Easy estará abierto a esta hora?
-Sos una ansiosa de mierda.
-Mal. No saber posponer el deseo. Te juro que ese es el mal de mi vida. Posponer el deseo.
Si lo tuviese a Lacan enfrente se lo diría.
-Jacques, ya está man. Le encontré el rulo al asunto. ¿Cómo posponer el deseo? De eso se trata. Listo, quedate con el vuelto.

Labels:

10 Comments:

Blogger meki said...

Ya que estoy en tren de comentar, te digo, de ansiosa a ansiosa: a los de Vanilla Sky no les fue nada bien con el asunto del pleasure delaying. Así que más bien: carpe diem.

12:49 PM  
Blogger Charlotte said...

Es un delicado equilibrio entre el seize the day y dominar la ansieta o no?

12:51 PM  
Blogger meki said...

Supongo que sí. A mí mucho no se me equilibra!
Adoré la dimmerilia!

1:01 PM  
Blogger Charlotte said...

Cero equilibrio.
Ah, te voy ahacer uan producción de fotos con la dimmerilia (adoré el nombre) y te la muesstro. De perlas quedó!

1:04 PM  
Blogger Almirante Margarito said...

Y vaya uno a ponerle un dimmer a la ansiedad...

3:02 PM  
Blogger laura said...

Me ganó el Almirante. Qué bueno sería.

3:25 PM  
Blogger DeVezEnCuando... said...

Festejo las obsesiones! Porque hacer diferencias? Porque adorar a Borges (que le amoooo) y señalarnos a nosotras con el dedo por obsesas? Hay que permitirse algunas obsesiones, yeah...

4:07 PM  
Anonymous Anonymous said...

la señorita de las chatitas doradas que salta en el medio de la pista de baile opina: cuando vaya a buenos aires, te voy a agendar una hora para visitar tu chalet. no se por cuanto tiempo ire, ni cuando sea eso, pero te juro, te juro, que vamos a tomar una copita de vino en tu casa... porque... a esta altura... quiero conocerla!!!!!!!!!
beso enorme desde la ciudad de Obama!!!!!!!

5:41 PM  
Blogger Chukker said...

Imaginate que el shrink te diga "usted tiene que dimerizar su ansiedad"...no me digas que no es lo MAS, honestly
Charlotte, un dimmer ha salvado mi vida en mas de una oportunidad...nada peor que ver ciertas cosas bajo una lampara de 5,000 watts. Mejor cierta penumbra, vio, sobre todo en el cuarto (o en el cuarto de banio)
Sometimes un perfil en la penumbra es todo lo que necesitas.

7:24 PM  
Blogger Marina said...

justo ayer pensaba en que amo el dimmer. Nunca tuve dimmer.

7:51 AM  

Post a Comment

<< Home