Thursday, August 14, 2008

Make a mountain out of a molehill

Me obsesiono con unos lunares que cuento detenidamente todas noches. Uno, dos, tres, cuatro...y así. Les voy a apoyando un dedo encima pero de repente me agarra la duda si estoy pasando por el mismo lugar y pierdo la cuenta. Igual, opino que son muchos. Saco turno con médica dermatóloga. La dejo que halague un rato mi piel y después coincida conmigo que pueden sacarse. También me encaja las cremas millonarias de La Roche que pago. Beauty is expensive.
-Son herencia paterna- le digo.
Me explica el procedimiento y le comento que necesito una semana para mentalizarme. Entiende. Saco otro turno, me clavo un 0,5 y voy. Toti dice estar en zona y me acompaña. Yo creo que la genética le da culpa. Se sienta conmigo en la sala de espera. Me charla.
-No me charles que estoy nerviosa. Tomá, leé de Wanda Nara.
-¿Quién es Wanda Nara?
-No importa. Vos mirale el culo.
Me llaman por el apellido. Correctamente nos paramos los dos.
-¿Vas a entrar?
-Sí, obvio. Me quedo al costadito.
Me saqué la remera y me quedé en musculosa (estaba mi padre y no somos finlandeses) para que la doctora trabajase cómoda con su lapicito de tortura. Ruido y olor a quemado, a pollo quemado. En términos generales no duele, particulares, ponele que un poquito. Pero es tan relativo. Menos que un pinchazo y dolor de ovarios, más que quemarte apenas con el cigarrillo, parecido a prender mal un fósforo. Qué se yo. Inexplicable. La semana que viene voy por más, ahora como que me envicié. Pero voy sola. Como una nena grande. Y esta vez no lloro.

Labels:

5 Comments:

Blogger jeannie said...

todavía estoy llorando un hermoso lunar que tenía cerca del ombligo y la perra de la dermatóloga se encaprichó en sacarme.

9:22 AM  
Blogger ocultaenellenguaje said...

Uno en el dedo del pie que dicen que es peligroso y pieso en si sacarme o no otro que tengo en la panza. De chica, mis moretones competían con los lunares.

5:17 PM  
Blogger ocultaenellenguaje said...

Uno en el dedo del pie que dicen que es peligroso y pieso en si sacarme o no otro que tengo en la panza. De chica, mis moretones competían con los lunares.

5:17 PM  
Blogger Marina said...

qué grande Toti,
A Homero no le da culpa nada de lo que me heredó, y le aseguro que es más grave.

Me sacaron una berruga una vez. Me quedó marca, pero al menos no tiene tanto volumen.

8:55 AM  
Blogger Cosima said...

yo hace un par de años me envalentoné (sobre todo porque no sabía a lo que me exponía) y me quemé manchas de sol en la cara.

Fui sola y casi me muero pero del espanto cuando ví que el médico aparecía con un matafuegos negro de punta finita y ffffsssttt ffffsssst me quemaba las mánchas. Me quedaron bárbaras, pero debería volver.

2:08 PM  

Post a Comment

<< Home