Friday, April 17, 2009

A clockwork blond

Ok, asumamos que amaina el chifle, cesa el llanto, se atenúa la irascibilidad. Asumamos que me vuelvo un ser casi normal y reflexivo. Que me viene y me calmo. Y no peleo, ni pataleo ni bailo en el baño Lloviendo estrellas de Cristian Castro. Que la precisión del reloj interno me marca el ritmo mental a la perfección y corrige el rumbo. Asumamos.
Asumamos que el Ibuprofeno 600 es power y que también voy atener pilas para la comida de esta noche, para emperifollarme, pintarme las uñas y elegir atuendo para el almuerzo de mañana, la fiesta en el medio del delta de la noche y sobriedad necesaria para el regreso.
-No te empedes porque el Golf te lo manejo pero la lancha, no.
-¿Cuándo fue la última vez? Qué exagerada.
-Casamiento de Chu.
-Fue evento especial. Emotivo.
-Por eso, no te mociones mañana.

No siempre puedo ser designated driver de default.

Labels: ,

2 Comments:

Blogger Rodrigo said...

usted empedecé y escriba un post que le queremos ver así....

6:17 AM  
Anonymous Anonymous said...

y volvimos... en la lancha...luego el golf...impecables.

10:30 AM  

Post a Comment

<< Home