Monday, November 10, 2008

My Hips Don´t Lie


A mí, claramente hay temas que me calientan, que me hacen algo que arranca en la cabeza y sigue por la panza y baja, baja. Y hay voces que me hacen pensar cosas raras; escenas de mucha boca y poca ropa. Simon Le bon tiene de esas voces. Deben ser hoy por hoy, más que nada, resabios de estados febriles adolescentes. Porque yo de chica estaba como loca con un hombre mutante que cantaba como Simon Le Bon pero tenía la cara y el cuerpo de John Taylor. ¿Y yo? Yo la pollerita escocesa y el blazer con el escudito como para que se sientan right at home in public school. Yo escuchaba Duran Duran en un walkman amarillo que no sé si era sumergible o simplemente mojable como mi virginal adolescencia.
-Para mí este tema lo están tocando distinto, como más rápido.
Escucho. Don´t say a prayer for me now, save it till the morning after. Escucho lo de siempre.
-¿Te parece?
-Mis caderas no mienten-y se contorsiona.
Me río. La quiero cuando me dice estas pavadas. Yo me contorsiono también, tal vez demasiado. El nos mira bailar y no sé si sufre o se ríe.
-¿Te damos vergüenza ajena? Avisá, eh.
-No, para nada.
Casi termina el tema. La mejor y más grasa frase del pop. Podría haber esperado toda una vida para tener una situación como para poder decirla y hubiese valido la pena. Vale la pena.
Some people call it a one night stand, but we can call it paradise.
La canto. Me desencajo otro poco con Wild Boys, comportándome así como una wild girl y le grito a Simon cuando pregunta:
-Who´s your daddy?
-You are Simen.
Y ojota que le grito Simen, no Simon. Nunca le terminé de agarrar la onda a la letra de Come Undone pero siempre me gustó. Oh, it'll take a little time, might take a little crime, to come undone now. Y como hago con todo, la interpreto como se me canta y yo digo que sí, que nos puede llevar un tiempito desenredarnos, pero que estamos ok.

8 Comments:

Blogger Anita said...

jua!
te envidio part deux...no fui tampoco...pero dijeron que les dieron a todos los temas una onda un poco más eléctrica...por eso se ve que no les daba el ritmo de las caderas al son de la canción...
y yo canto a full cualquier cosa con las canciones que "aprendí" antes de aprender a hablar in english...Phil Collins para dar un ejemplo...y es el día de hoy que me niego a aprender la letra correcta.

8:26 AM  
Anonymous Anonymous said...

Tremendo relato como siempre. Ay, Charlotte, ay Charlotte.
Marcos

8:47 AM  
Anonymous Anonymous said...

la facha de john taylor no es nada comparado con su talento para tocar ese bajo. que ritmo, que groove. me hubiera gustado ver cómo movías esas caderas.
sí, volví.
super anonymous

8:51 AM  
Blogger Charlotte said...

la facha no es es lo de menos en este caso, super anonymous. Y oh, Volvió! hacen siglos que no se lo ve por acá.

9:07 AM  
Blogger Protervo said...

"mojable como mi virginal adolecencia", what a po-8.

9:27 AM  
Blogger Charlotte said...

Sí, como los Poett de los baños, no? demasiado florido/frutal y empalagoso decís? je.

10:21 AM  
Anonymous Anonymous said...

Gran Post. Así con Capital Letters.

1:23 PM  
Blogger Directora de Orquesta said...

Su Majestad, mis saludos
Simon no se dejó crecer la cara? La tiene como tres talles más grande.

4:20 AM  

Post a Comment

<< Home