Monday, May 26, 2008

Reloaded

Soy una maquinita de juntar datos inútiles. Sé que el Pantene tiene Pro V, que debe ser algo como los actiregularis o los verdes enzolves al Drive. Sé el nombre de la mina de Danny’s el delivery y debo tener registro de las letras con puntos y comas de al menos 200 temas ochentosos incluidos éxitos de los 70 que bailaban y cantaban mis viejos. Todas las promesas de tu amor se irán contigo, porqué te vas? Y yo a los 4 ó 5 que desafinaba mal en el contigo en el asiento de atrás de un Peugeot. Con TI go, me cantaba Toti desde adelante y mamá se entregaba porque “No me hagas cantar a mí, Toti, que toda la vida fui una desafinada.” Y el pitirusporum ovale, las dos primeras páginas de esa novela de Faulkner, la alantoína y los excipientes que contiene mi bendición diaria la Dermaglós, cómo estábamos sentadas el primer día de primer año y como Sonia se quedaba dormida en la clase del Zucarrat de Cívica, el pibito de Semiótica 1 que me regaló un bonobón porque le pasé un apunte. Cada rincón de la casa de Olivos, lugares que nadie conocería más que yo; la marca que había abajo del picaporte del bañito rosa de invitados abajo. Eran tres triangulitos perfectos hechos con algo que podía ser una gubia. Les petits poisons dans l’eau, un descendiente de los incas llamado Tupac Amaru levantó una gran insurrección en la zona del Cuzco. El 0 es 0 y en 0 no pasa nada. Dos pelotitas en las tetas que dolían muchísimo cuando estaba creciendo y se las toqué a Marité y ella también las tenía. Un jardín con enanos fascinante con el cual mi madre casi se infarta y lo difíciles que eran de pelar los pirulines. El olor a humedad del cuarto de abajo del jardín donde estaban los ventiladores de techo que se le había dado por importar a Toti y unos muebles Herman Miller que quedaron de alguna mudanza de oficina, de algún abandono de socios. La pelota de porcelana con lavanda que le habían traído a mi abuela de Inglaterra y yo reventé en mil pedazos contra el piso. La única mirada de bronca que me tuvo en su vida. Lo difícil que era coger en el asiento de un 1500. El Paco Rabanne de Toti volcado en el mármol del mueble que tiene Chechus en su living, el espantoso vestido rojo de Enriqueta la primer noche que la conocí en La Casita de Olivos, esa parrichota junto al río. Y el río, sí, el río marrón que se veía de mi cuarto que da al este y el primer beso de Massimo Masi un tano comestible que me desvirgaba de boca ya bastante crecidita. Todo.

Labels: ,

14 Comments:

Anonymous nicolás said...

Parece un aleph hecho a medida, Charlotte.

12:23 PM  
Blogger mer said...

Massimo Masi, qué buen nombre para un tipo que da buenos besos.

12:40 PM  
Anonymous la psicol said...

divino, iba a comentar exactamente lo mismo que vos Nicolás. Y más me gusta porque algunos de esos recuerdos están también en mi cabeza, la quiero Ch!

1:13 PM  
Blogger perica said...

me disparaste algunos datos inutiles pero indefectiblemente cai en mi primer besso (as massi) de aquel mugriento hippie repugnante. todo por no seguir siendo virgen de lengua...bastante crecidita tambien...

3:01 PM  
Blogger laura said...

te odio, pero no bien
te envidio
es, creo, lo que más envidio de Martín, mi hermano y ahora me venís vos a castigar con esto.

serás, creo, de ahora en más, parte compartida con Martín de mi disco duro.

yo no tengo, no tengo, no tengo.

se me borró

pero

me hiciste acordar un par de cosas. y las devoro, ma las vuelvo a apropiar.

si supieras el barullo que provoca

vos sabías, ya me conocés bien, guacha

"la casita" juaaaaaaa

el apellido de masssimo desconfío.
mmm data camuflada x ahi

beso, genia

(no podés!)

3:12 PM  
Blogger Charlotte said...

Massimo Masi era así tal cual, eh.

5:00 PM  
Anonymous Anonymous said...

guglealo sera ese?

7:11 PM  
OpenID ciruelovargas said...

wow... buen post rubia, buen post.

8:07 PM  
Anonymous Anonymous said...

che, bolas, recuerdos inútiles? algunos puede ser, como lo de la fórmula del dermaglós, lo otro se llama pasado!

ff -hoy debería ser rewind-

8:19 AM  
Blogger Carlos Paredes Leví said...

Me gustó mucho su texto, y me hizo pensar en un boludo que conocí hace tiempo, que compraba un champú con "tricosacáridos". Nadie sabía que carajo era pero el tipo lo repetía con rutina de papagayo.
No pierda esa facilidad para retener datos inútiles, es algo encantador.
Un saludo.

10:07 AM  
Blogger El Mellizo said...

homero alsina thévenet tiene escritas dos enciclopedias de datos inútiltes, si te esforzás un poco más tal vez puedas escribir la tercera.

3:24 PM  
Blogger Maggie (in Spain) said...

yo también tengo una ilimitada capacidad para retener datos inútiles. creo que es el único disco rígido que no se me agota.
Pero me mataron 'verdes enzolves al Drive', te faltaron los Grambis verdes y azules y estamos al horno.

12:17 AM  
Blogger Padma. said...

Si, te re entiendo, yo me acuerdo de memoria el monólogo de Segismundo, el de "La vida es sueño"...

2:48 AM  
Anonymous Anonymous said...

entre mis datos al pedo tengo la marcha de Heminio Iglesias en la memoria, es una tortura machacona, cuando me agarra no me suelta. Vote a Amerise a la provincia con su triunfo le dará justicia, trabajo y a su pueblo el esperado bienestar, Herminio Iglesias Justicialista y trabajador, a votarlo compañero a votarlo el pueblo entero con Herminoo junto al pueblo de Peróooon, (otra vez ohhhh no!!!!!) S

12:37 PM  

Post a Comment

<< Home