Wednesday, July 06, 2011

Close Encounters of the 2nd type son?

Una vinculación directa entre el deterioro de tu apariencia y las chances de encontrarte con un ex en la calle saliendo reventada de la oficina. Pero una ya debería saberlo, claro.
Mientras yo salgo caminando a unas cuadras de la oficina con rodete, enfundada en gran campera gran, Un Ex (llamémoslo así) sale fresquito como una lechuga y recién bañadito de jugar al squash y señala por allá, por Florida Garden. No entiendo, no vuelvo a preguntar. Mientras intercambiamos frases tus hijos, mi laburo, mi viaje, tu hermano, mi amiga, nuestro amigo en común, las elecciones, el frío, yo me voy desarmando lentamente el rodete y dejando que los pelos rubios vengan a salvar algo. Como si pudiese la melena compensar. Mucho para pedirle a un pelo rubio tan finito. Y mientras caminás en dirección opuesta sin darte vuelta te vas diciendo:
-Y además ¿qué onda? ¿A quién carajo le importa? By the way…

Labels:

6 Comments:

Anonymous Marcos said...

Acá es cuando te enojás cuando te preguntan cómo puede ser que una mina como vos esté sola, no?

8:42 AM  
Blogger Charlotte said...

Right.

8:43 AM  
Blogger Alelí said...

by the way...florida garden, el mejor cheese cake de la ciudad!

10:13 AM  
Blogger Clari said...

es ley, te cruzas con "Esa" persona cuando estás en tu peor momento...

igual, tal cual, a quién carajo le importa!?

me gustó el blog, me lo recomendaron hoy... voy a seguir leyendo!

http://clarilandia.blogspot.com/

1:56 PM  
Blogger Rob K said...

Su última pregunta resume impecablemente el dilema rodetiano.

2:41 PM  
Blogger Ana said...

Charlotte, parece a propósito encontrarte con exes cuando una está totalmente absorbida por la dictadura del rodete y la cara lavada.

6:53 AM  

Post a Comment

<< Home