Thursday, August 11, 2005

Franelas varias que me erizan la espalda

Nada se compara al placer casi sexual de tirarme en ese sillón de la peluquería y que Leo me lave el pelo. Cierro los ojos y esa ducha con agua tibia me hace unas cosquillas tremendas que me hacen casi arquear la espalda. El shampoo frío y con perfume a peluquería y las manos de Leo que trabajan con firmeza y enjuagan y después, ese masaje de yapa que arranca despacito, suave, en la nuca y me va recorriendo la cabeza. Tengo un segundo de tensión en el que pienso que esto es muy íntimo, me da demasiado placer, Leo se dará cuenta? No vale la pena, acá hay que entregarse. Esa es la clave; entregarse y disfrutar del terapéutico masajeo que hace que penetre el baño de crema y me llena el cuerpo de piel de gallina y escalofríos que me bajan por la espalda. Siento que Leo se extiende un poco más de lo necesario pero probablemente lo hace con todas sus clientas, ese es su arte. Me enjuaga el pelo, me seca los ojos por si entró espuma y me pregunta despacito: "Te dormíste Charlotte?". "Casi", contesto media sonrojada. Parezco una virgencita. Leo me peina y desenreda sin tirarme, me envuelve con una toalla y me lleva al sillón de Dimi. El momento de intimidad se rompe definitivamente. Leo vuelve a ser una loca total y yo una clienta más que va enturbantada al tijeretazo. Pero hay algo en esas manos que tienen todo lo suave de una mujer y vienen pegadas a un hombre, ahí, hay algo.

15 Comments:

Blogger Marina said...

Yo odio que me laven el pelo en la peluquería. Tengo un hueso en la nuca, de familia, que se incrusta en esas sillas plásticas no diseñadas para mi modelo de cabeza.
saludos

9:06 AM  
Anonymous alejandra said...

placer casi sexual mientras me lavan el pelo en la peluquería? sí, conozco, totalmente. Carlos, mi Carlos, es lo más, me mata...y no es para nada gay. uuufff qué momento!

9:21 AM  
Anonymous hh said...

yo soy demasiado alto para las sillas + apoyacabezas, luego para apoyar la cabeza estiro el cuello de un modo doloroso (la nuez queda apretada) y las patas las tengo que estirar de manera que nadie mas pasa por ahi. Yet me gusta que me laven el pelo, a veces tengo suerte y es una señorita quien lo hace.

9:26 AM  
Blogger jb said...

ay dios, si hay algo que odio es ir a la peluquería, siempre voy con el pelo limpio para no pasar por ese momento...se me clava la cosa, odio que me toquen, me fastidio y me quiero ir, el agua siempre está un toque fría...

la última vez el pibe no podía creer que yo la estuviera pasando tan mal cuando en general todas las minas ponen cara orgasmic

en fin, no me va y ya

9:47 AM  
Blogger Charlotte said...

cara orgasmic, that's me...
nos soy alta, el hueso ese no me molesta, amo que me toquen, en fin, es un programa ideado para mí la pelu.

11:34 AM  
Blogger Almirante Margarito said...

"Beauté des femmes, leur faiblesse, et ces mains pâles
Qui font souvent le bien et peuvent tout le mal (...)"
(Paul Verlaine)

Y es así, frecuentemente hacen el bien, pero pueden todo el mal.
Y qué delicia que esas manos te laven la cabeza!

Lindísima descripción de sensaciones, Charlotte.

11:50 AM  
Blogger Charlotte said...

gracias alte. creo que voy a volver semanalmente. bien valen esas sensaciones.

11:59 AM  
Blogger Marina said...

Almirante, que bueno algo de francés, no lo entiendo pero me gusta mucho más que el inglés que creo comprender.
saludos

12:07 PM  
Anonymous Jack Celliers said...

Et bien, alors, qu'est-ce qu'il se passe avec les pédales, Charlotte?

que vendria a ser: Now, well, what's up with fags, Charlotte? O sea, mucho menos nivel que Alte. M., claro, pero como para seguir en la onda froggie.

Ahora es el peluquero gay. Ojo, que muchos se hacen pasar por, y despues atacan...

1:54 PM  
Blogger Charlotte said...

no, no, no, jack, este no tiene chance. fag all the way.pero la verdad que con los ojos cerrados y el cuerpo entregado, poco importaba de quien eran las manos. eso sí, abrir lo ojos y ver es otro deal completamente eh... se rompe la magia al toque.

2:02 PM  
Anonymous Jack Celliers said...

Vendrian a ser las "calenturas parciales". Ejemplos:

La mina es gordita, silueta heladera, todo mal. Pero tiene una voz y unas maneras que sugieren.

El tipo es profesor. Es anodino como una tulipa, pero empieza a explicar algo en el aula y las chicas sueñan.

La mina no es linda, pero cuando enciende un cigarrillo tiene vaya a saber qué.

El tipo es un bicho, pero empieza con la labia y...

La mina es casi fea. Fea con ganas. Pero baila de una forma que...

Y asi... la calentura parcial puede transformarse en total en epocas de escasez, hambre, guerras o acné pertinaz.

De nada, me encanta colaborar.

3:38 PM  
Blogger Bestiaria said...

Yo no se que es, pero la gente que lava cabello en peluquerias, incluidas las mujeres, tiene algo.
Yo siempre trato de masajearme el cuero cabelludo asi, cuando me baño y nunca me salio. Siento como si me hubiese puesto un casquito masajeador de Jorge Hane.

9:32 PM  
Blogger Charlotte said...

jack: "la calentura parcial puede transformarse en total en epocas de escasez, hambre, guerras" me mató. JAAAAA.
Bestiaria: es verdad, NUNCA, NUNCA se siente como cuando te masajea otro, es como las cosquillas. aunque hay otras cosillas auto ejercidas que funcionan. pero el masajeo capilar, no, clramente.

7:00 AM  
Blogger Ulma said...

Nada. Nada es mejor que que te laven el pelo en la peluquería o que te masajeen o que te toquen la cabeza antes de dormir.
¿Probó el cosito ese de alambre que venden ahora, ese que es como una araña patuda, para hacerse masajes en la cabeza? Otra muestra de que siempre es mejor que te lo haga otro. Ese cosito, en manos de alguien con paciencia sobre mi cabeza, es la perdición.

5:29 PM  
Anonymous verrrr said...

ayy ulma,yo lo he probado en la peluqeria y definitivamente es lo mejorrr...obviamente lo tengo en mi tocador y no falta en esas noches que realmente se necesita un buen masaje en la cabellera.

"Esa es la clave; entregarse y disfrutar del terapéutico masajeo..." opino igual que ud.charlotte, DISFRUTAR!

6:42 PM  

Post a Comment

<< Home