Sunday, January 15, 2006

Primero de seis



Ayer caminamos por San Telmo, entre las ferias y las callecitas. Cargamos un espejo de marco dorado, unas polleras, unos cuadritos, un florero. Entre los pasillos encontré platos de juegos viejos.
Quiero para mi casa seis platos antiguos, todos absolutamente distinos y quiero que el primero sea un clásico Blue Willow. Mientras los miraba me acordé de la historia y después la confirmé con mamá y la web, obvio. Cuando era muy chiquita ella me acercaba al enorme fuentón y con un dedo iba siguiendo el dibujo mientras me la contaba.
Hong Shee, la hija de un mandarin muy rico se enamora de Chang, el asistente de su padre. El hombre por supuesto desaprueba el romance y confina a su hija a vivir en la enorme casa rodeada de árboles y promete su mano a un rico virrey (Ta- jin). La boda queda fijada para la primavera, cuando floreciese el durazno. Desde su cuarto, Hong Shee mira con temor los primeros brotes del árbol. Flotando por el río Yangtse Kiang le llega una carta de Chang y después de idas y venidas los jóvenes amantes se escapan en un pequeño bote con la ayuda de una fiel sirvienta. Cruzan ese puente que aparece en el dibujo y navegan el río juntos.
En la versión de mi madre, una tormenta hace zozobrar el barco y los amantes mueren ahogados. En esta otra que encontré hoy, construyen otra casa en la isla que también aparece en el plato, hasta que son descubiertos por el rico virrey que hiere de muerte a Chang. Hong Shee, viendo a su amado muerto, prende fuego la casa y muere entre las llamas.
Todas las versiones terminan igual. Los dioses misericordiosos inmortalizan a los amantes en las dos palomas que vuelan en el centro del cuadro.
Quiero que mi primer plato sea un clásico. Quiero que mi primer plato sea azul y blanco. Quiero que mi primer plato sea éste.

Labels:

8 Comments:

Anonymous Carolina said...

Hermoso relato.
Ayer, tarde de lluvia con amigas y les leí algunos de sus posts. Nos reímos mucho!!

7:16 AM  
Blogger PFH said...

Ojo Charlotte que hay variantes.

Hay platos Willow como el que Ud. muestra ("Willow Solian Ware" o "Ye Olde Willow"), y otros idénticos que dicen "Made in England - Harrod's Bs. As. Ltd.". A veces en éstos el print está como levemente borroso o corrido.

Si no consigue uno sólo (tal vez se los vendan en cantidad) avise y yo le puedo regalar uno de los de mi viejo, luego le digo que se me rompió al lavarlo. Es una coartada bastante probable.

8:27 AM  
Anonymous Anonymous said...

me gustan mas los posts de coger!!!

11:11 AM  
Blogger Tideida said...

¿En serio?
En mi casa hay hace años un juego completo de platos así, hondos y chatos. Y nunca supe ni que se llamaban así ni que tenían historias tras ellos.
Los míos son ingleses, ¿también juegan?

11:16 AM  
Anonymous Anonymous said...

perdón, y sobre esa historia tan hermosa te comés una mila con papas a caballo, por ejemplo?

besos

cada día te quiero más

el super anonymous siempre está

11:16 AM  
Blogger Charlotte said...

no sea básico, anonymous. jajaja. a todos nos gusta todo los sea "de coger" pero bueno, ché, no se puedo TODO, TODO el tiempo.
matiastideida: es que los originales SON ingleses. los buenos pueden ser de hasta 1700. obviamente le diseño se trajo de China y se reprodujo ahí.
y sí, superanonymous, te podés clavar unos ravioles con tuco arriba de los amantes reencarnados en pajaritos. el glamour es así!

11:34 AM  
Blogger Atalía Donosi said...

che pero comer en estos platos es un sacrilegio, yo pensé que los ibas a colgar en la pared!

2:08 PM  
Blogger Jorgelina said...

Me encantó el post! Mi abuela siempre tuvo de estos platos - desconozco sus orígenes, para la próxima lo averigüo - y siendo el azul me color preferido, siempre estuve fascinada por ellos. Luego, en el 2005, viajé a Inglaterra y allí, la madre de mi novio también los tenía y me sorprendió, ya que nunca los había visto en otro lado más que en lo de mi abuela (ok, debo vivir en un tupper).
No sabía que había un cuento detrás de ellos! Muy lindo post! :D

11:57 AM  

Post a Comment

<< Home